Acordeón

El acordeón es un instrumento musical móvil de libre lengüeta que está constituido por una estructura de agudos con teclas en su exterior al igual que el piano.

Los agudos se encuentran a su vez unidos entre sí mediante un fuelle plegable y un armazón de bajo fijado a los extremos de éste.

Estructura y organización

Estructura del acordeón

En el interior de la estructura de los agudos y por debajo del instrumento hallarás unas lengüetas de metal pequeñas ordenadas en filas, ubicadas en una serie de válvulas que terminan en marcos igualmente metálicos.

A través del flujo de aire a un lado de una sola lengüeta, se produce una vibración sobre su bastidor, lo cual origina el sonido. Esto es importante, porque si el aire fluye en el sentido contrario, no ocurre la vibración.

El viento entra a las cañas de manera organizada mediante las válvulas. Esta acción es regulada por el teclado o, en su defecto, por un conjunto de botones.

Cada válvula deja que el viento pase por dos lengüetas. Una de ellas se encuentra encima de la otra para que se logre producir un sonido en el fuelle.

¿Cuándo apareció?

Se dice que el origen del acordeón estuvo inspirado en el Cheng chino, que es el primer instrumento musical que se conoce que cuenta con una lengüeta con vibración para la producción del sonido.

Fue creado hace más de 5.000 años en Asia. Se trata de un conjunto de varas de bambú, una caja de resonancia, una cámara de viento y una embocadura.

Su forma es comparada con la de un ave fénix, y sus sonidos fueron incorporados en la música europea a finales del siglo XVIII.

La primera serie de acordeones fue construida a inicios del siglo XIX. En Alemania, el fabricante Christian Buschmann creó un instrumento que denominó “Handaeoline”.

Consistía en un fuelle expansible, con un teclado transportable y un conjunto de lengüetas de vibración libre por dentro.

Siete años después, el austríaco Cirilo Damián modificó el instrumento agregando cuatro teclas de bajo que formaban acordes. Se le otorgó una autorización para distribuir este instrumento, el cual nombró acordeón.

Tipos de acordeones

A pesar de que estos instrumentos se presentan en diversas formas y tamaños, la forma más sencilla de distinguirlos entre sí es a través de su sonido.

Estructuralmente, casi todos son iguales, aunque algunos tienen teclas de piano y otros, botones.

De acuerdo al año de construcción y al fabricante, cambiará el número de llaves y el material con el que fue elaborado.

El diseño también es un aspecto variante de acuerdo al modelo. Algunos de estos elementos musicales presentan decoraciones de estilo antiguo, mientras que otros exhiben avances tecnológicos.

De manera general, existen dos clases principales de acordeón: el de botón y el de piano.

Si el área de los agudos (la mano derecha) la forman teclas de piano, será de tipo piano. Por el contrario, si está formado por botones, será de tipo botones.

Cromático

Este tipo de instrumento se caracteriza por ser siempre unisonórico y cromático, y es mayormente usado en las composiciones musicales de Italia, Alemania y en la zona de los Balcanes.

La disposición de las teclas en este instrumento puede asemejarse al órgano normal y eléctrico. Por supuesto, la diferencia principal está en el sonido producido y en su movilidad.

Unisonóricos vs. Bisonóricos

Esta otra gran distinción hace referencia a la forma en la que el mecanismo del fuelle es capaz de producir notas o tonalidades mediante el movimiento del aire por las cañas.

Un botón o una tecla en el tipo unisonórico forma la misma tonalidad sin importar del sentido del manejo del fuelle.

Por su parte, cuando pulsas un botón en uno de tipo bisonórico, puedes tocar dos notas distintas: una que se produce cuando se abre el fuelle y otra distinta cuando se cierra.

Diatónicos

La mayor parte de este tipo de instrumentos presentan 2 y 3 columnas de botones. Cada una produce una determinada tonalidad perteneciente a las notas de una escala específica.

Este tipo de instrumento es generalmente bisonórico, lo que significa que el sonido dependerá del botón que se pulse y del sentido de la acción del fuelle.

Los géneros de la música que implementan estos instrumentos diatónicos son diversos a nivel internacional.

Por ejemplo, los músicos cajún y norteños se caracterizan por el uso de los sonidos de este elemento en sus canciones y tonadas.

Cromáticos

Hace referencia a aquellos instrumentos que, en su lado derecho, poseen de 3 a 5 columnas de botones.

No dependen de ningún botón específico, pues un instrumento de tipo cromático puede producir el mismo sonido con pulsar cualquiera de las teclas. Estos elementos musicales son notorios en la cultura francesa de musette.

¿Cómo tocar el acordeón?

Cómo tocar el acordeón

El músico sujeta este instrumento a través de un par de correas que se encuentran amarradas a su pecho.

La salida del aire de los fuelles es posible gracias a un botón específico que se encuentra en el lado izquierdo.

La formación del sonido en este instrumento ocurre gracias a la compresión y expansión del fuelle al mismo tiempo que se pulsan las teclas o los botones.

Esto hace que las paletas se abran y que el aire pase por las tiras de latón, denominadas cañas. Estas piezas generan el sonido por la vibración en el interior del instrumento.

El músico usualmente interpreta a la melodía pulsando las teclas o los botones de la parte derecha.

La porción izquierda del elemento presenta los bajos y los botones de acordes previamente modulados, igualmente relevantes en las interpretaciones musicales.

En caso de que estés tocando el instrumento de pie, asegúrate de mantener una buena posición corporal.

Es importante acomodar las correas de los hombros para que el lado de atrás quede apoyado con tu pecho. Esto permitirá disminuir la tendencia a un desplazamiento excesivo al tocar.

Por otra parte, si te encuentras sentado, se recomienda adaptar las correas de forma tal que el instrumento repose encima de tu pierna izquierda con suavidad, pero a su vez, que tenga el ajuste necesario para que no se tambalee.

La Concertina

Este instrumento se asemeja al acordeón, excepto que no posee lengüetas. Para producir sonidos, será necesario expandir y reducir el fuelle al mismo tiempo que pisas las teclas para generar las notas.

Otra diferencia importante entre ambos instrumentos está en que los botones de la concertina se encuentran ubicados en los extremos del elemento musical, mientras que, en caso del acordeón, se encuentran en el segmento delantero.

Deja un comentario