El chat vence el paso del tiempo y sigue como alternativa para conocer personas y culturas

El intercambio de comunicación inmediata vía internet entre dos o más personas (chat) ha ido cambiando, pero lejos de desaparecer, se ha convertido en indispensable, tanto en el área empresarial o comercial, como para hacer amigos, o mantener el contacto con conocidos y seres queridos.

Las comunicaciones electrónicas han evolucionado de manera vertiginosa en los últimos 30 años, debido a la globalización de internet. En la actualidad, nos parece imposible vivir sin intercambiar información de forma inmediata por redes sociales y chats, sin embargo, antes de 1989, la mayoría de las personas dependían de la telefonía fija o el correo postal, para saber unos de los otros.

Los primeros chats surgieron en la década de los 60, en el siglo pasado, en un formato sencillo que antecedió a internet. Fue con la aparición de la web, entre finales de los 80 y principios de los 90, cuando el ‘chateo’ explotó como un fenómeno de gran popularidad, en vistas que ofrecía la posibilidad de conectar y conocer a personas provenientes de cualquier punto del mundo por medio de mensajería, según edades e intereses.

Un nombre que resuena

Páginas especializadas, como Terra Chat, mantienen vivo ese espíritu de acercar personas de diferentes culturas y países con un aspecto en común, para que se conozcan e intercambien opiniones, lo que hizo tan popular a los chats en el nacimiento de internet. 

Esta web, que agrupa la comunidad online más amplia de chat online de habla hispana, mantiene su impacto, debido a que grandes grupos de personas encuentran personas de su interés.

Algunos eligen chatear para ligar o buscar pareja, hacer amistad o hallar personas de una comunidad específica.  Es tan grande su arraigo, que muchos la usan para aprender a perder el miedo o la timidez, para conocer a otras personas, practicar un idioma o simplemente por entretenimiento.

Mensajería y redes sociales

Tener ordenador y servicio de internet en la última década del siglo XX era poco común, situación que fue mejorando al principio del siglo XXI, cuando tener internet era lo más natural. 

En esa época, la moda era chatear por medio del Messenger de MSN Hotmail y Yahoo. En España y los países hispanoparlantes todos se comunicaban con Terra, un gigante de la comunicación que tuvo dominio del chat total en español.

En 2007, el MSN de Hotmail pasó a conocerse como Windows Live Messenger, que durante mucho tiempo, fue un servicio de las comunicaciones inmediatas durante varios años. El uso de Google como navegador principal en ordenadores y la telefonía móvil, dejaron atrás los sistemas conocidos hasta entonces. 

Los avances de la tecnología y la aparición de la telefonía inteligente abrieron espacio a otras formas de mensajería instantánea, por medio de las redes sociales, como Facebook, Instagram, Twitter y, por supuesto, WhatsApp.

La popularidad de las redes sociales ha generado que el mundo entero se pueda interconectar rápidamente, no obstante, para que los mensajes lleguen, debe haber una especie de aceptación de las partes, que se reconocen como amigos o integrantes de una red. La mensajería queda entonces entre los conocidos y, por seguridad, es lo mejor.

Las salas de chat están rescatando su popularidad de antaño, especialmente con la habilitación hecha por Terra Chat en España y otros países, como una vía para poder comunicarse de manera global sin tener que “ser amigos en redes”.

Los usuarios pueden acceder a las nuevas salas de chat para establecer charlas con personas de cualquier punto del globo terráqueo que elijan. Se accede de manera gratuita por vía online, y ofrecen maneras seguras de comunicar puntos de vista, conocer culturas y opiniones de grupos de interés, sin exponerse públicamente, tal como puede ocurrir en las redes sociales.

Entre las salas de chat más populares están: las de ligar, para conocer amigos, así como las exclusivas para gays, lesbianas o para grupos de personas de más 30 años, más de 40, más de 50, o bien, para conocer personas por países.