cinco consejos para eludir el agotamiento profesional trabajando de forma recóndita

El agotamiento es un estado en el que una persona experimenta abulia. En nuestros días, en el campo de TI como por poner un ejemplo el trabajo de Remote software developer y en el resto campos, el síndrome de agotamiento es una suerte de «enfermedad profesional», que se ha vuelto más usual, particularmente debido a la pandemia, a causa de la que muchos han pasado a trabajar de forma recóndita contra sus deSeos. ¿De qué manera se identifican los primeros signos de agotamiento y se previenen cuando se trabaja a distancia? En el artículo, compartiremos 5 consejos útiles.

¿De qué manera reconocer el agotamiento?

Muy de forma frecuente la gente confunde el agotamiento con el agobio. Creen que su condición mala física y sensible es temporal y que pronto volverán a la normalidad. No obstante, estos prosiguen siendo estados diferentes. El agotamiento se puede distinguir con precisión por su síntoma primordial — baja resistencia sensible. Las personas pueden sentirse emotivamente agotadas, indefensas y desmotivadas.

El agotamiento se desarrolla gradualmente, en múltiples etapas diferentes, seguidas de síntomas generales.

Primero, una persona acepta un nuevo trabajo o bien labores que le ofrecen satisfacción, aumentan nuestra autoestima y sostienen un nivel estable de productividad. Una vez que la alegría cede un tanto, empieza a sentir un agotamiento físico y sensible, que en ocasiones se derrama en una forma sicosomática. Una persona puede tener jaquecas, dolores abdominales, incremento de la presión arterial y de los latidos del corazón.

A nivel sensible, los empleados tienden a separarse de la comunicación, a dudar de su éxito en el trabajo, les resulta bastante difícil concentrarse y no pueden ser tan productivos como acostumbraban a ser. Si esto le suena familiar, es esencial en esta etapa reconocer que experimenta agobio y tomar el control de la situación antes que el agobio se transforme en su modo de vida.

Si esto no se hace, la afección puede empeorar: empieza el agobio crónico. En verdad, el agobio crónico se identifica por síntomas más intensos y severos que los descritos previamente. A nivel físico, posiblemente se sienta impotente al despertar (tal y como si no hubiese dormido en lo más mínimo) y que se enferme con más frecuencia y se sienta apático. La fatiga laboral se transforma en un hábito.

Por último, cuando se amontona el agobio crónico, empieza la fase de agotamiento. Todos y cada uno de los síntomas (sensibles, conductuales y físicos) se agudizan. En casos inusuales, la fase de agotamiento puede transformarse en síndrome de agotamiento. Esta es una etapa crítica y puede incluir enfermedades graves como la depresión y la fatiga crónica.

¿De qué manera se puede prevenir este estado?

Consejo 1: aparta el trabajo de la vida personal

Es preciso crear rituales para sintonizar el trabajo por la mañana y, en consecuencia, mudar de un estado de trabajo a temas personales de noche. Aun pueden ser actividades simples de rutina: un ejercicio veloz y una ducha por la mañana, una travesía obligatoria a una hora determinada de noche o bien clases de inglés programadas. Cualquier cosa que te sirva de señal: ahora trabajo y ahora reposo. Asimismo puedes probar con tu horario de trabajo, como empezar temprano en la mañana, tomarse dos horas libres a lo largo del día y retornar al trabajo de noche.

Además de esto, al trabajar de forma recóndita, la frontera entre el trabajo y la vida personal desaparece. Intente separarlos usando diferentes cuentas de e mail, navegadores o bien aun los móviles inteligentes para disminuir al mínimo las distracciones y las molestias.

Consejo 2: ten un horario claro

El trabajo recóndito deja flexibilidad, mas el horario flexible puede resultar una trampa. En vez de trabajar en horarios normales, trabajarás de manera inmediata al despertar y te marchas a la cama con tu portátil.

No obstante, el trabajo a distancia no significa estar en contacto las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana. Para eludir tal régimen, es preciso establecer límites claros y el instante en que estás libre, que, naturalmente, es esencial que se lo comuniques a tus colegas.

Consejo 3: Deshazte de todo cuanto no se urge ya

Esto se aplica tanto a las distracciones, como las notificaciones y la correo instantánea, como a las labores que jamás acaban, no necesariamente una nueva labor que llegó al correo, requiere completarse inmediatamente.

Imagínate trabajando en labores como la adquisición de los comestibles. No dejamos todo y vamos a la tienda toda vez que nos quedamos sin cookies. Hacemos una lista y programamos el tiempo para ir al súper y aprovisionarnos de todo al unísono. Mas tratándose de trabajo, todo es precisamente lo contrario: recibimos una carta y inmediatamente dejamos caer otras cosas, distrayéndonos. Del mismo modo que las cookies, la mayor parte de los temas comerciales pueden aguardar hasta mañana. Reserva el tiempo para las cosas esenciales y todo lo demás, y sencillamente prosigue el plan.

Consejo 4: tome descansos cortos y largos

Tómate un fin de semana de 3 días algunas veces. Asegúrate de planear tus vacaciones a lo largo de una o bien un par de semanas por año. Asigna tiempo libre a lo largo del día a tu favor: pasea al cánido, lee , charla con colegas o bien seres queridos sobre temas no laborales. Esto te dejará dividir tus días en periodos más pequeños que son un tanto más simples de manejar.

Consejo 5: no desatiendas tu salud mental

La salud mental es tan esencial como nuestra condición física. Si notas cambios de humor, incapacidad para supervisar los niveles de agobio o bien abulia, posiblemente precises ayuda profesional. La telemedicina moderna ofrece múltiples opciones para supervisar tu salud mental, asesoramiento y terapia on line.

No tengas temor de aceptar tu inconveniente y solicitar ayuda al líder de tu equipo o bien al guía, habla con tus compañeros de equipo para animarte y sentir que no estás solo. Aparte del apoyo, puedes aprender de qué manera lidian tus colegas con el agobio.

Resumamos

El agotamiento no ocurre de pronto. Hay ciertas «señales de alerta» que señalan agobio y también insatisfacción laboral. Para eludir lo peor, tómate un tiempo para relajarte y percibir tus sentimientos. Aguardamos que nuestros fáciles consejos puedan asistirte a progresar tu modo de vida a distancia y, si hallas útil este artículo, ¡compártelo con tus colegas!