Clavecín

El Clavecín no es más que un instrumento musical, su nombre proviene del francés «Clavecín». Fue uno de los primeros instrumentos, el cual se considera como padre de aquel que es conocido hoy en día como piano.

Este instrumento llamado generalmente como clavecín puede ser también denominado de muchas formas, puede ser llamado clave, clavicímbalo, clavicémbalo, gravicémbalo, o cémbalo.

El clavecín y su evolución a través de los años

Todo acerca del clavecín

Siglos XV y XVI

Este instrumento apareció entre los siglos XV y XVI, incluso se habla constantemente en documentos de escoceses e ingleses sobre su utilización durante estos siglos, el cual logró tener mucha popularidad en toda Europa.

Las personas se encontraban fascinadas con este instrumento por lo particular del mismo, en donde sus sonidos lo hacían bastante parecido al instrumento musical llamado «Virginal».

Era muy utilizado para eventos, especialmente en aquellos donde se veía incluida la danza.

Años atrás este aparato se puso en práctica como un instrumento, sólo que con el transcurrir del tiempo se le permitió adaptarse a otros estilos y géneros musicales por el asombroso sonido que este logra emitir.

Aprendizaje

Se dice que con la aparición de este instrumento abrió puertas a muchos músicos al momento de emprender en la música.

Este instrumento llegó a evolucionar, permitiendo que su teclado fuera modificado, de estar anteriormente en el centro, a estar al lado izquierdo. Incluso éste deja que tanto el tamaño como la dimensión de la tabla armónica incrementen desplazándose por debajo de las teclas, para ubicarse en la parte derecha.

Instrumentos parecidos

Actualmente existen clavicordios bien conservados, que tras varios estudios se concluyó que son procedentes de Alemania, los cuales parten del año 1540 aproximadamente.

En los siglos XV y XVI las personas daban la posibilidad de que el clavecín era el sustituto del virginal, a pesar de que en esa época no existía un estilo musical para este instrumento.

Del mismo modo, la espineta y el virginal son instrumentos bastante parecidos al clavecín y algunos funcionamientos, partes y sonidos de estos son iguales.

¿Cómo se toca este instrumento?

Así se modifica un clavecín

Es un instrumento que cuenta con la ventaja de tener en todo momento un mismo nivel de intensidad con respecto a la producción de su melodía y sonido, en donde no podrá modificar su volumen.

La razón de ello se debe a que las cuerdas serán pinzadas mediante las puntas de plumas de cuervos, así se localizarán en las lengüetas que se accionen al momento de tocar las teclas.

Antes de saber cómo realmente funciona este instrumento debemos saber cuáles son las partes que permiten que este instrumento provoque algún sonido y se tomará en cuenta las partes que podrán afectar a la hora de tocarlo.

El clavecín puede llegar a tener varios grupos de cuerdas mejor conocido como juegos, y también contará con uno o dos teclados, cubiertos, así como se observa en un órgano.

Cabe destacar que el intérprete será capaz de tocar estas cuerdas de forma independiente o de distintas formas al mismo tiempo, lo cual se efectuará a través tanto de los tiradores como de los pedales.

Partes de un Clavecín

Las partes principales que lo constituyen son: el atril, cordal, teclado, pedales, bastidor, lira y la caja de resonancia. Todos ellos en conjunto son capaces de que crear ese melodioso sonido que produce este instrumento.

Cada una de sus partes tiene una función, por lo tanto cuando el compositor o intérprete presiona una tecla, esta actúa a modo de balanceo de modo tal que la parte posterior sube. Los martinetes o saltadores descansan sobre esta parte de la tecla, de manera que al presionar la tecla estos también suban.

Uso del teclado

Se debe tomar en cuenta que así como otros instrumentos el clavecín ha pasado por diferentes cambios a través de los años y al tomar la iniciativa de querer utilizarlo debes saber que no puedes compararlo como si fuera el teclado de un órgano.

Principalmente debes aprender todas las notas para tocar el teclado, notas como do, re, mi, fa, sol, la, si, en general.

Otro factor importante es sobre las pulsaciones del clavecín, ya que estas tienen la opción de llevar a cabo lo que se conoce como “Articulaciones” o “Fraseo”. Esto da como resultado que toda nota cuentecon un tiempo largo de duración.

Uso de los pedales

Los pedales cumplen un factor bastante importante en cuanto al clavecín, debido a que permiten habilitar un registro más grave en las notas que tú desees. Gracias a esto expertos han notado el fascinante sonido que este producía ganando popularidad a través de los años.

Se recomienda que antes de utilizar el pedal, se debe tocar cada una de las teclas y al mismo tiempo el pedal. Esta acción nos permitirá que con nuestro oído podamos familiarizarnos con los sonidos que éste produce.

A pesar de haber sido bastante popular en su época, tiene defectos y es que este llega a producir la misma intensidad de sonido, siendo así un instrumento que a decir verdad no es muy fácil de tocar.

Sin embargo esto fue lo que realmente lo hizo popular, la dificultad con la que este contaba llamaba la atención de los compositores.

Algo bastante particular es que al tocar este aparato se le permite al músico realizar una entonación de sonidos que se tornen pesados, gracias a sus acordes en cada nota realizada.

Es por ello que lo mejor es que se toque cada una de las teclas uniformemente y así se logre suavizar para entonar algunos sonidos no tan pesados y que sean más agradables al momento de transmitirlos.  

No obstante, para el siglo XVII, este instrumento cambió su diseño, incorporando el teclado en la caja, ya que esto era una de sus características más sobresalientes desde hace mucho tiempo.

En esta misma época «Gubert», «Silbermann» y «Hoffmann», eran grandes fabricantes y lograron realizar un clavecín más fino y decorado. Muchos de ellos son conservados en colecciones públicas para que así los invitados sean deleitados con tanta belleza.

Deja un comentario