Consejos para cuidar tu ropa de abrigo este otoño

patrocinador

Una vez acabado el verano, es el instante de ir sacando la ropa de abrigo que hemos tenido guardada a lo largo de toda la temporada de verano. La sorpresa es que en ciertos casos, se puede dar la situación de que esas prendas no tienen buena cara. Es el instante de decidir que hacer con ellas: limpiarlas en casa, llevarlas a la tintorería o bien desecharlas y adquirir prendar nuevas.

La clave no es otra que saber de qué forma cuidarla a fin de que estén como nuevas pasados unos meses sin usar. Para esto Mr Jeff ha compartido una serie de consejos que puede ser de mucho interés para todos .

Lo primero es tener claro que no todos y cada uno de los tejidos requieren exactamente el mismo cuidado, con lo que es preciso conocer sus necesidades para aprender a tratarlas y que estén siempre y en toda circunstancia en perfectas condiciones.

Prendas tejidas

La contestación terminante es sí: los suéteres tejidos y bufandas se pueden meter sin inconveniente a la lavadora siempre que tengamos en consideración no utilizar agua caliente ni plancharlos ¿por qué razón? Por el hecho de que los tejidos que conforman la prenda se ensanchan con el calor aplicado del agua o bien la plancha y pierden su forma, lo que hace que se vean gastados y hasta opacos (en dependencia del material). Si tus suéteres huelen a humedad o bien descubriste una mácula de incierta procedencia lávalo con agua fría y evita colgarlo, lo mejor va a ser dejarlo secar sobre una silla de plástico o bien extendido en una superficie plana a fin de que no se irregular.

Terciopelo y ante

Lo más esencial para asegurar el mejor cuidado para este género de tejidos tan frágiles es leer pausadamente las indicaciones de la etiqueta de estas prendas. Los tejidos como el terciopelo y el ante siempre y en todo momento se aconsejan lavar en seco y no pueden plancharse con planchas de metal. Además de esto, acostumbran a ser oponentes del agua, con lo que es recomendable eludir el contacto directo con la lluvia.

Prendas de plumas

Toda vez que se limpia un gabán de plumón, los interiores empiezan a gastarse. Lo idóneo es adecentar solo las zonas más sucias con un cepillo de cerdas suaves y alguna espuma quitamanchas. Jamás debe lavarse con agua toda la prenda, con lo que el lavado en seco en tintorería es lo más prudente para no deteriorar la prenda.

Prendas de piel/pelo sintético

El material sintético en contacto con el agua tiende a estropearse y, en demasía, o bien al estar en un sitio demasiado húmero por un buen tiempo, puede empezar a producir moho. Si en días de lluvia tu abrigo se moja, al llegar a casa asegúrate de retirar el exceso de agua sacudiéndolo con fuerza. Después se puede colgar en un sitio seco y caliente hasta el momento en que seque por completo.

Si aún no se ve claro, bien por el hecho de que hacer la colada de uno mismo es ya suficientemente complejo o bien por el hecho de que preocupa deteriorar las prendas preferidas, siempre y en toda circunstancia se puede recurrir a los servicios de lavandería. Con Mr Jeff, el cambio de guardarropa puede ser menos aburrido merced a sus servicios de lavandería a domicilio bajo encargo por medio de la aplicación o bien en tienda física, y de este modo tener la ropa lista y como nueva para utilizar este otoño. ¡De esta forma de cómodo!