Encimeras de cocina: ¿qué tener en consideración en el momento de escoger? 🏰

Encimeras de cocina: supuestamente, esta elección semeja ser la más simple a la que se encara cualquiera que amuebla o renueva cocinas. Escogemos el color y la textura, solicitamos la talla conveniente y listo. En verdad, este tema es mucho más difícil de lo que semeja. Debe tomar en consideración muchos factores que determinan no solamente la durabilidad de la encimera, sino más bien asimismo la comodidad de uso.

Una encimera de cocina es un factor de trabajo que se encara día tras día a muchos factores desfavorables. Humedad, elevadas temperaturas, productos químicos: estos son solo ciertos ejemplos, y no debe olvidarse que en el curso del trabajo de la cocina, es muy simple rayar su superficie y no nos referimos solo a poca profundidad, perceptible solo contra daños leves. La elección del material con el que se fabricará el tablero de la mesa es, por tanto, un tema exageradamente esencial, si no el tema clave. No obstante, no hay que olvidar la estética. Las encimeras de la cocina no deben alterar el término estilístico general de la habitación, por lo que la elección del color y la textura asimismo es un tema fundamental.

¿Qué género de encimera para la cocina: colores y patrones?

En lo que se refiere al color, la elección más frecuente es un color que contraste con el moblaje. Esta es buena opción y añade un tanto de dinamismo a la habitación. La uniformidad de los tonos de los guardarropas y encimeras da como resultado un efecto apabullante de pesadez, masividad y monotonía.

Las encimeras del color y la textura de la madera natural marchan mejor con muebles blancos. Tal composición introduce mucha calidez y comodidad en la cocina. De forma contraria a la creencia popular, no debes tener temor al negro. Las encimeras de cocina en esos colores no oscurecerán la habitación. En su sitio, reflejarán la luz que entra en la cocina, dando un efecto bien interesante.

En concepto de diseño, las opciones más frecuentes son los patrones naturales: piedra y madera. Puede decantarse por algo más peculiar, mas recuerde: cuantos más patrones haya en la encimera, más simple va a ser visualmente parecer desorganizado.

¿De qué está hecha una encimera de cocina? Esta es una pregunta esencial que debes hacerte

Mucho más esencial que el color y el diseño es la elección del material con el que se fabricará la encimera de la cocina. Aparte de sus preferencias, asimismo debe tomar en consideración la cantidad que pretendemos gastar en este equipo.

Entre las opciones que se pueden aconsejar con la conciencia apacible, las más asequibles son las encimeras laminadas, o sea, las encimeras de postformado. En un caso así, la base de la estructura es de aglomerado envuelto de laminado. Tal estructura muestra una alta resistencia al daño y la deformación, y el laminado en sí es bastante resistente a la abrasión, la decoloración y el rayado. Asimismo hay que resaltar que esta clase de tapas se identifica por un número mínimo de conexiones. Merced a esto, el peligro de que la tabla se moje es mínimo. El bajo coste de esta solución quiere decir que la encimera se puede sustituir de forma bastante asequible, remozando así la cocina.

Las encimeras de madera son una solución más cara. Las construcciones uniformes son cada vez menos comunes hoy en día. Los fabricantes prefieren tableros de mesa encolados. ¿Por qué? Por el hecho de que tal solución es mucho menos propensa a agrietarse y desfigurarse. Los tableros de madera se ven realmente bien, mas merece la pena rememorar que para poder gozar de su belleza a lo largo de su vida, es preciso tratarlos con un tratamiento rejuvenecedor algunas veces. Limar la superficie con una lima fina basta para devolverle el brillo a la madera. Recuerda que en un caso así el procedimiento de impregnación es fundamental. La substancia usada para resguardar la madera debe tener certificado alimenticio, es fundamental.

Las encimeras de piedra natural son una alternativa bien interesante. Existen muchas opciones, mas la opción mejor es el grano sólido, durísimo y caracterizado por una absorción de agua inusual.

Aparte de las impresiones estéticas que merecen la calificación más alta, se debe enfatizar la durabilidad de dicha solución: las encimeras de piedra servirán a lo largo de muchos años. No obstante, debe enfatizarse que la piedra natural requiere una cartera rica; en un caso así, el coste efectivamente no va a ser bajo.