Fitbit: Técnicas de respiración que puedes usar en tu vida diaria

Con los ejercicios de respiración adecuados vas a poder reposar mejor

Existen muchas cosas que puedes hacer ya antes de acostarte para reposar mejor de noche, ya sea tomar una taza de té de manzanilla caliente, tomar un baño caliente o hacer una meditación para dormir.

Mas aun si haces todas y cada una esas cosas, puede haber noches en las que, una vez que te halles en cama, te cueste quedarte dormido o continuar dormido. Y en esos casos, ¿de las mejores cosas que puedes hacer? es Respirar. En consecuencia, con los ejercicios de respiración adecuados, puedes provocar el género de relajación de cuerpo y psique que precisas para conciliar (¡y continuar!) dormido. Mas ¿qué son precisamente esos ejercicios de respiración? Echemos una ojeada a 3 técnicas de respiración que Fitbit te comparte para asistirte a conciliar el sueño, continuar dormido y despertarte sintiéndote renovado por la mañana.

Respiración diafragmática

Lifestyle photo of Fitbit Sense.

La respiración diafragmática, asimismo famosa como respiración abdominal, es un ejercicio en el que procuras y empujas el aire utilizando el abdomen en vez del pecho.

Paso uno. Acuéstate boca arriba y pone una mano sobre tu estómago. (Hsu afirma que esto puede hacer que el ejercicio de respiración sea más simple).

Segundo paso. Aspira por la nariz, respirando de manera directa en tu vientre. Piensa en ello como un globo; deseas inflar tu vientre con aire y sentirlo subir contra tu mano. (El pecho debe continuar quieto).

Paso 3. Espira por la nariz o la boca. Tu estómago debe caer mientras que espiras. Nuevamente, si piensas en tu estómago como un globo, el globo debería desinflarse al espirar.

Paso 4. Sigue con el patrón de respiración hasta el momento en que te sientas relajado y listo para dormir.

Respiración de caja

De la misma manera que otros ejercicios de respiración profunda, la respiración de caja puede asistir a aliviar el sistema inquieto, fomentar la relajación y facilitar el sueño.

Paso uno. Aspira por la nariz, contando hasta 4 mientras que aspiras.

Segundo paso. Cuando acabes de aspirar, contén la respiración a lo largo de otros 4 tiempos.

Paso 3. Espira lenta y totalmente por la nariz, contando hasta 4 mientras que espiras.

Paso 4. Cuando acabes de espirar, contén la respiración a lo largo de otros 4 tiempos.

Paso 5. Sigue con el patrón de respiración hasta el momento en que te sientas relajado y listo para dormir.

Respiración nasal alterna

La respiración alterna de las fosas nasales es una práctica de Pranayama o, en otras palabras, un ejercicio de respiración yóguica.

Paso uno. Utilizando tu pulgar derecho, cubre tu fosa nasal derecha.

Segundo paso. Con la fosa nasal derecha tapada, aspira de manera profunda por la fosa nasal izquierda.

Paso 3. Soporta la respiración y, mientras que soportas, levanta el pulgar de la fosa nasal derecha y cubre la fosa nasal izquierda con el dedo índice derecho.

Paso 4. Mientras que tu fosa nasal izquierda está cubierta, espira absolutamente mediante tu fosa nasal derecha.

Paso 5. Aspira por la fosa nasal derecha.

Paso 6. Soporta la respiración y, mientras que soportas, levanta el dedo índice de la fosa nasal izquierda y cubre la fosa nasal derecha con el pulgar.

Paso 7. Mientras que tu fosa nasal derecha está cubierta, espira totalmente por medio de tu fosa nasal izquierda.

Paso 8. Repite el ciclo hasta por 5 minutos.