Los mejores teléfonos LG: el legado que deja la compañía

LG afirma adiós a la industria de los teléfonos inteligentes

LG ha anunciado oficialmente su salida del mercado de los teléfonos inteligentes, mas pese a ello nos ha dejado un esencial legado de teléfonos inteligentes con buenas cámaras, lo que nos recuerda que la marca siempre y en todo momento fue fundamental para la industria, mas que flaqueo en ciertas resoluciones que lo llevaron a fallar en este duro segmento.

Desde el treinta y uno de julio de dos mil veintiuno, va a ser el fin de una era para la compañía de Corea del S., en tanto que la reducción se completará. Como es natural, proseguirá vendiendo el inventario sobrante, aun tras esa data, mas desde ese día no lanzará nada nuevo, más que actualizaciones de software a lo largo de los próximos tres años en sus equipos de alta gama más recientes.

Entre los teléfonos más esenciales del catálogo del fabricante indudablemente está el LG GX8, su primer móvil con 2 pantallas que llegó como una opción alternativa a los equipos foldable y llamó la atención por su aspecto único. Asimismo está el LG G4, uno de los primeros teléfonos en ofrecer una cámara con la apertura más extensa de f/1.8, era una proesa en un celular del dos mil quince. Este equipo asimismo fue el primero en ofrecer un modo de cámara manual con controles sobre la velocidad de obturación, ISO, cómputo de blancos y enfoque.

LG G5 fue otro teléfono que, aunque fue un descalabro, intento ofrecer algo diferente, un móvil modular, con una batería extraíble y compartimiento que podía marchar con accesorios compatibles, mas al final sus ventas y poca innovación en el software acabaron por sentenciarlo.

Otro de los teléfonos que marcó un punto de inflexión para LG fue el G7 One, un dispositivo que llegó con Android One y trató de dar una experiencia pura de Android, como un principios en los futuros diseños de sus teléfonos. De acá asimismo deriva el V40, que fue vanguardista en la matriz de triple cámara trasera, si bien llegó demasiado tarde con inconvenientes en el software y un desempeño pobre.

LG Wing fue otro de los ensayos del fabricante con un teléfono con 2 pantallas cuyo panel superior podría virar para ofrecer funciones auxiliares, mas que de nuevo no supo despegar en el mercado y el interés de los usuarios fue nulo.

LG afirma adiós a la industria de los teléfonos inteligentes. Una marca que afirma adiós, y se une a otras simbólicas que procuraron competir en un mercado realmente difícil, mas que no pudo crear y competir alén de sus facultades, y esto le costó costoso, carísimo