Consejos para realizar correctamente mantenimiento de comunidades en Málaga

Una comunidad de propietarios, periódicamente, se enfrenta a la necesidad de hacer mantenimiento preventivo y hasta correctivo -como rehabilitaciones- en su bloque de apartamentos o en su comunidad en general, incluyendo las áreas exteriores. Hacerlo de la manera adecuada y más cómoda, sin duda, debe ser la prioridad.

Partiendo desde la lógica afirmación de que no todas las comunidades de vecinos son iguales, y que cada una tendrá diferentes prioridades en cuanto a su mantenimiento, los siguientes consejos seguramente serán de utilidad para la mayoría de estas, sobre todo si se está pensando en delegar las labores de mantenimiento en empresas del sector.

Valorar los servicios integrales

Cuando se comienza a realizar la búsqueda de las mejores empresas de mantenimiento de comunidades Málaga, normalmente, el precio y la disponibilidad son los aspectos más comunes que se evalúan. Pero algo que siempre se debe valorar, es la capacidad de prestar servicios integrales.

Con ello nos referimos a que pueden recibir diferentes tipos de mantenimiento, como limpieza de cristales, de jardines, de piscinas o desinfección de áreas comunes en el interior, así como servicios de rehabilitación de fachadas y demás, pero que están englobados dentro de una misma empresa, y que por lo tanto, los puede prestar sin necesidad de que las comunidades de vecinos tengan que contratar por separado a ninguna otra empresa para encargarse del jardín y otra empresa para la piscina, por ejemplo, lo que puede generar un engorro, hacerlo menos cómodo, y que incluso, puede salir más costoso.

Pensar de acuerdo con las necesidades presentes y futuras

La rentabilidad y la confianza. Son dos términos que a menudo no se colocan juntos, pero que en el caso del mantenimiento de comunidades y su contratación, son cuestiones que se deben sopesar.

Porque la rentabilidad tiene mucho que ver con las necesidades inmediatas. ¿Qué se debe hacer? ¿Cada cuánto tiempo? ¿Qué servicios adicionales realmente son prescindibles? Porque no todas las comunidades son grandes, ni todas tienen piscinas ni grandes jardines, siendo rentable solo contratar la desinfección o la limpieza periódica de las áreas comunes, por ejemplo.

Pero eso, lleva también a hablar de las necesidades futuras y la confianza. Los edificios se deterioran, y llegado el momento, puede ser necesario rehabilitar y mantener las áreas más estructurales. Lo mejor sería contar desde mucho tiempo antes con servicios profesionales que, además del mantenimiento, pudieran dar cobertura a estas situaciones. No en vano, el gran problema de la contratación de empresas de mantenimiento de comunidades tiene que ver con lo difícil que puede ser delegar este tipo de actividades, por sentir algunos vecinos que se trata de la intrusión de personas ajenas a la comunidad.

Delegar es siempre lo mejor

Una realidad bastante habitual es que sean los propios vecinos quienes se hagan cargo del mantenimiento de sus comunidades. No está del todo mal, pero seguramente será el camino menos eficiente. Además, suele ser una decisión nada cómoda para todos, y que se traduce en problemas de convivencia a futuro.

Sin embargo, contratar empresas especializadas en el mantenimiento de comunidades en Málaga -y en definitiva, en cualquier lugar- es sinónimo de hacer las cosas de la manera más cómoda, para que los lugares siempre estén cómodos, higiénicos y seguros, valorizando las propiedades, pero sin que ninguno de los vecinos tenga que disponer de un tiempo prudencial para hacerse cargo de esas tareas.Por norma general, todas las comunidades de propietarios se enfrentan a la decisión sobre cómo hacer con las tareas de mantenimiento, que obviamente, demandará la edificación. Hacerlo por cuenta propia será más barato al principio, pero está más que demostrado, que la mejor manera de hacer las cosas es delegando en especialistas, en profesionales capacitados para la realización de todas las labores, lo que a largo plazo se traducirá en innumerables ganancias en las mejoras de la convivencia, en que las cosas se realicen bien y a tiempo, y por supuesto, en tranquilidad.