Los mejores suplementos para la astenia otoñal

Ya ha llegado el otoño y con él la astenia otoñal, un mal estacional que afecta a un porcentaje considerable de personas. Para combatirla, podemos recurrir a algunos remedios y suplementos naturales, como los que podemos encontrar en la tienda herbomundo.

¿Qué es realmente la astenia otoñal?

El tiempo sombrío, la bajada de las temperaturas y el paisaje tristón pueden provocar que algunas personas se sientan melancólicas y deprimidas. También pueden estar cansadas durante todo el día sin motivo aparente y tener problemas de insomnio.

Es la denominada astenia otoñal, un problema común durante este periodo y que puede darse en todos los grupos de edad, desde los niños hasta los ancianos.

Los síntomas están emparentados con los de la denominada astenia primaveral, por lo que no está demasiado clara la relación de la astenia con la llegada de la oscuridad o del frío, ya que en primavera ocurre exactamente lo contrario.

Las teorías más fiables apuntan a una reacción orgánica ante los cambios de ciclo estacionales. Sus causas no están definidas, pero parece que la alteración de los ritmos circadianos podría influir, algo a lo que contribuiría el actual sistema de cambios horarios estacionales implantado en el mundo desarrollado.

Algunos remedios y suplementos naturales para la astenia otoñal

Veamos qué podemos hacer para intentar superar los síntomas de la astenia otoñal, y también de la primaveral, si es que los sufrimos.

Muchos de estos remedios pueden tomarse al natural o en forma de suplemento. La ventaja de los suplementos es que solo tenemos que seguir las instrucciones de la caja o prospecto para no excedernos o quedarnos cortos con las dosis.

Ginseng

Indicado para recuperar la vitalidad y la energía. Dos efectos colaterales son que es un poderoso estimulante de la actividad cerebral y también del vigor sexual.

Propóleo

Se trata de un remedio universal, procedente de los panales de abejas, contra el cansancio y la apatía. Se puede tomar con una cucharadita de miel o añadirlo a zumos, limonadas o tés.

Jalea real

Como el propóleo, la jalea real también es elaborada por las abejas y goza de una merecida fama como revitalizante desde tiempos inmemoriales. Puede combinarse con el propóleo y la miel para obtener mejores resultados.

Miel natural

Mucho se habla de las innumerables propiedades medicinales de la miel, pero a menudo se olvida que contribuye a mejorar el estado de ánimo. Una solución económica, dulce y efectiva.

Si la añades a una infusión de té verde, redoblarás sus efectos.

Valeriana

La valeriana es conocida por sus efectos relajantes. Una infusión o un par de cápsulas a última hora del día te ayudarán a descansar bien. Y si duermes mejor, por las mañanas te costará mucho menos afrontar con buen ánimo el nuevo día.

Vitamina C

En otoño e invierno, debes llevar una dieta rica en vitamina C. Los suplementos de esta vitamina fortalecen tu sistema inmunológico e incrementan tu vitalidad.

Té verde

El té verde es un poderoso estimulante con propiedades antioxidantes. Unas tacitas o varias cápsulas quizá te proporcionen el impulso que necesitas.

Muesli

Desayunar esta combinación de cereales integrales, fruta deshidratada y frutos secos te ayudará a generar la energía que precisas, mejorando esa desagradable sensación de desgana y fatiga matutina.

Y para concluir, unos consejos adicionales que nada tienen que ver con las hierbas medicinales ni con los suplementos alimenticios:

No te encierres en casa en otoño. Sal y pasea mientras haya luz y oxigena tu organismo. Si vives cerca del mar, no dejes de aprovechar los beneficios del ozono de la brisa marina. Si puedes, haz vida social.

Recuerda que la inactividad física y la astenia son como la pescadilla que se muerde la cola: cuanto menos te muevas, menos ganas tendrás de hacerlo.