Mercados emergentes más prometedores de Latam

México, Chile y Brasil son los mercados emergentes sudamericanos más prometedores en el ámbito logístico conforme con el Agility Emerging Markets Logistics Index (Índice de mercados emergentes en logística de Agility). En verdad, el primero es el único de la zona en ocupar una situación en el top diez.

De esta manera, México se concreta como una opción alternativa a China, que se sostiene a la cabeza de este ranking. Desde hace doce años este hace una selección de los cincuenta primordiales mercados emergentes en lo que se refiere a logística por su tamaño, condiciones de negocio, infraestructura y conexiones de transporte.

Este índice elaborado por la compañía de logística Agility hace un cómputo del desempeño de cada una de las economías de países emergentes, como de su potencial como mercado de logística y como destino de inversión en este campo. Así, resalta una vez por año a los mercados emergentes que han tenido un buen desempeño y que han desarrollado ventajas a nivel competitivo, como aquellos que prueban potencial.

China, India, Indonesia, Emiratos Árabes y Malasia siguen siendo los cinco mejores mercados emergentes conforme con la versión de dos mil veintiuno de esta colección. Sin embargo, el gigante asiático, a pesar del liderazgo que sostiene merced a su tamaño y también esencial desarrollo económico, prosigue presentando bajas en su puntaje. De este modo, otros mercados emergentes que están por debajo en el ranking, como es el caso de México, se concretan como atractivas opciones alternativas a este.

Ranking de mercados emergentes prometedores

El ranking general está basado en 3 grandes subindicadores. Primeramente, entiende las ocasiones logísticas familiares, que tienen presente el desempeño del mercado y su potencial para desarrollar la demanda interna. Asimismo concibe las ocasiones logísticas internacionales, que miden la demanda externa y la capacidad de facilitar las operaciones transfronterizas.

Para finalizar, examina los fundamentos de negocio, que toman en consideración la apertura, equidad y fuerza del ambiente empresarial, como la independencia de cada economía emergente.

De esta forma, México encabeza el panorama de la zona sudamericana con la séptima situación del ranking. Este es el más alto nivel al que ha llegado en esta colección, con un puntaje general de cinco.91, un sitio más arriba que el año precedente. Por su lado, Chile y Brasil se hallan en el top veinte, ocupando las situaciones doce y dieciseis, respectivamente. Las dos naciones se han mantenido en exactamente la misma situación si se equipara con la edición de dos mil veinte.

El resto países sudamericanos que se hallan en el ranking son Uruguay (situación veintitres); Perú (veinticinco); Colombia (veintisiete); Ecuador (treinta y cinco); Argentina (treinta y seis); Paraguay (cuarenta y tres) y Bolivia (cuarenta y cuatro). En la situación cincuenta, cerrando el listado, está Venezuela.

Resultados conforme los subíndices

Ámbito logístico

En materia de ocasiones logísticas familiares, uno de los subíndices, Brasil, pesé a que cayó 3 situaciones con respecto al dos mil veinte, es el país sudamericano mejor posicionado. Hoy en día, se halla en el octavo peldaño, seguido por México en el noveno y por Uruguay. Este último escaló 3 lugares en la presente edición para posicionarse en el puesto veinticinco.

Con un año marcado por la Covid-diecinueve, la volatilidad del segundo subindicador, las ocasiones logísticas internacionales, proseguirá en años venideros. Lo precedente obedece a que los efectos de la pandemia acarrearán cambios en los patrones de comercio, como nuevas relaciones comerciales.

En este aspecto, México lleva la delantera en la zona sudamericana, posicionándose en el tercer puesto merced al tratado de Libre Comercio con América del Norte. A este le prosigue Brasil, que quedó en la novena situación al paso que Chile ocupa la número trece.

Para finalizar, en comparación con índice de fundamentos de negocio, los mercados emergentes de Latinoamérica han tenido un desempeño fuerte en dos mil veinte a pesar de la pandemia. A la cabeza de la zona en este aspecto se halla Chile en la quinta situación. Esta nación se distingue del resto de la zona merced a su libertad económica, simple acceso a capital oferta de mano de obra preparada con un ambiente fiscal favorezco. A este país le prosigue Uruguay en el peldaño quince y México en el veinte.

El impacto de la Covid-diecinueve en el campo logístico

Impacto de covid-diecinueve en el ámbito logístico

Entre septiembre y diciembre de dos mil veinte, Transport Intelligence efectuó una encuesta a 1 doscientos seis profesionales del ámbito logístico, como una parte de este índice. Lo precedente, con la meta de conocer sus creencias con respecto a los retos que encaran los mercados emergentes en esta industria, en un año marcado por la crisis sanitaria.

De esta forma, las operaciones de los encuestados se han visto perjudicadas por la Covid-diecinueve de la próxima forma. El veinte por ciento asegura que su cadena de suministros ha sido interrumpida. El diecinueve por ciento sostiene que han experimentado decrecimientos en las ventas. El dieciseis por ciento manifiesta que la demanda ha aumentado por artículos concretos. Mientras, el once por ciento afirma que las órdenes han sido anuladas.

Por su lado, el sesenta por ciento de los ejecutivos de logística encuestados apuntaron que la pandemia ha alterado la manera en la que sus negocios operan a escala global y regional. En ese sentido, el cincuenta y uno con cinco por ciento de ellos estiman que la economía global no se recobrará de los efectos de la crisis sanitaria hasta, al menos, el dos mil veintidos.

No obstante, estos se hallan optimistas en que zonas como Asia-Pacífico, Europa y Norte América se recobrarán ya antes de esa data. Mientras, estiman que América Latina y África subsahariana presentan tendencia a ser las últimas en recobrarse de la crisis.

Palabras finales

Cadena de suministros

Conforme con el Agility Emerging Markets Logistics Index, «las lecciones aprendidas de la pandemia dejarán apresurar la adopción y también integración de la tecnología en las cadenas de suministro». Un claro ejemplo de ello es que la mayor parte de los profesionales del campo logístico encuestados presentan un plan claro de la implementación de la tecnología para «incrementar la resiliencia» en estas cadenas.

Además, los resultados de la encuesta apuntan a que efectuar planes de continuidad de negocio va a ser una prioridad en dos mil veintiuno. Esto aportará «resiliencia, agilidad y adaptabilidad» y va a ser clave para la supervivencia económica a mediano y largo plazo.