Murales infantiles, perfectos para una habitación funcional

Cuando se trata de dar vida a la habitación de los más pequeños de la casa, existe todo un mundo de posibilidades. Seguramente estás entusiasmado con la idea, si es que te has mudado a una nueva vivienda o has destinado un presupuesto para redecorar. Pero, si estás por estrenarte en esa aventura de la maternidad, tanto la felicidad como el deseo de poner manos a la obra son aún mayores. ¿Sabes cuál es el diseño perfecto para crear un ambiente en el que tu hijo se sienta a gusto, descanse y crezca feliz? En este artículo queremos hablarte de los murales infantiles y cómo pueden transformar una estancia. 

Papel tapiz vs Pinturas látex

Las razones para elegir papel pintado para las paredes del cuarto de tus niños son muchas. ¿Por qué pintar una y otra vez cada pocos años? Los barnices tradicionales implican un gran esfuerzo, inversión significativa en mano de obra y tiempo adicional de secado, que puede aumentar si vives en climas fríos. El papel ha ganado una gran popularidad en los últimos años como resultado de su versatilidad, pues hay miles de propuestas entre las que puedes escoger; se trata de una opción bastante económica y original; es flexible, ya que, si te aburre o tu hijo crece, puedes poner otro papel encima y listo. Todo esto sin tener en cuenta que, en contraste con las paredes blancas, aporta elegancia a tus ambientes.

Por regla general, el papel se cambia al menos tres veces desde el nacimiento de tus hijos hasta la pubertad. No se trata de una premisa, aunque sí es una de sus grandes ventajas, porque se coloca de manera tan fácil y rápida que puedes ir acoplándote a las preferencias de tu pequeño conforme va creciendo. Precisamente, puesto que tu decisión de compra depende de la etapa del desarrollo en la que tu niño se encuentre, es esencial que sepas cuáles son las pautas a seguir para hacer una compra acertada, que sea lo que esperas.

¿Qué debes tener en cuenta?

#1 Diseña espacios multiusos

Mientras que, como adulto, tienes gustos bastante definidos y ocupas tus estancias privadas para actividades específicas, como leer, descansar o ver televisión, la habitación de tu pequeño va a desempeñar un rol multifacético durante varios años, motivo de sobra para que los elementos decorativos sean hermosos y funcionales a la vez. Pero, hay algo más relevante y radica en que, desde que tu bebé duerme por primera vez en casa, estará expuesto a una serie de estímulos que van a fomentar su desarrollo tanto motor como cognitivo y emocional, de manera que es crucial que lo que elijas sea para su beneficio.

En su cuarto, y conforme pasen los años, tu consentido va a aprender a gatear, familiarizarse con colores y sonidos, descubrir su pequeño y protegido mundo mientras juega e irá desarrollando un importante sentido de pertenencia por sus cosas, el espacio que le has destinado. Si quieres que su habitación sea práctica y agradable, el papel pintado puede ser de gran ayuda. Por ejemplo, los rincones destinados al juego o a los momentos de ocio pueden ir decorados con papeles brillantes, no solo en su habitación, sino en cualquier otro ambiente de tu hogar que esté pensado para su uso personal. De ser posible, visto desde su cama no debería parecer un sector de entretenimiento, ya que podría tener dificultades para dormir. Lo mismo aplica para las áreas de estudio y relajación, en cuyo caso conviene que te decantes por un motivo en el que predominen las formas fluidas y los colores pastel. Puedes echarles un vistazo a las propuestas de Vinilart Colombia en Papel Pintado Online.

#2 No satures el ambiente

Procura no excederte con los elementos decorativos. Si eres madre primeriza o te encuentras en la dulce espera, posiblemente quieras comprarlo todo, pero ten en cuenta que los bebés crecen muy rápido y, al menos al principio, no necesitan tanto. En su etapa inicial, una habitación perfecta para cubrir las necesidades de tu bebé debe estar conformada por una buena decoración de fondo, un papel tapiz bonito y relajante, que lo distraiga y mantenga sereno a la vez; y el mobiliario básico, cuna o cama y un armario.

#3 Colores conforme a cada etapa

Si has pensado en comprar papel pintado para la habitación de tu pequeño, no solo debes considerar el diseño, sino también la paleta de colores. Como te mencionamos anteriormente, las tonalidades que finalmente escojas influyen en el proceso de desarrollo de tu hijo, su comportamiento y hábitos. Mientras aprende a hablar y caminar, con toda la actividad y el ajetreo de esos primeros años de vida, es importante asegurarse de que cuenta con un espacio apropiado para sus siestas y actividades, donde se sienta seguro.

Decora a tu gusto

La más amplia gama de opciones para ambientar la habitación de tu niño, y que el resultado sea como de portada de revista, la encuentras en Papel Pintado Online. Este sitio web dispone de un extenso catálogo de las mejores propuestas de Vinilart Colombia, ideales para proyectos infantiles. Visita su tienda en línea para obtener más información.