nueve Estrategias a fin de que tus asambleas sean muy eficientes

¿Te pasa que cuando creas una asamblea sientes que sales con exactamente la misma cantidad de información con la que llegaste? Si la contestación es sí, entonces tienes que saber que tienes inconvenientes en el momento de realizar una asamblea. Hoy en día la vida esta llena de compromisos, singularmente de trabajo, pues ahora más que jamás se trabaja en equipo; mas semeja que no sabemos tener asambleas eficaces y activas. Atendiendo a este inconveniente, hemos decidido contarte nueve estrategias a fin de que tus asambleas sean muy eficientes. ¡Toma nota y quédate hasta el final, hallarás una sorpresa! 😀

nueve Estrategias para asambleas eficientes

¿Sabías que a lo largo del día, cuando menos se efectúan once millones de asambleas solo en USA?, ¿sorprendente, verdad? Y lo que es más sorprendente todavía, es que la mitad de ellas no sirven para nada, charlamos de una perdida total del tiempo. ¿Por qué razón? Bueno, la contestación se puede hallar en múltiples factores, mas generalmente, se debe por la mala planificación y ejecución de una asamblea de trabajo.

Teniendo esto encima de la mesa, te recomendamos valorar la productividad que tienen tus reuniones; valora si son eficaces, activas, claras y organizadas. De momento, ojo con las próximas estrategias:

1. Participantes

En primera instancia debemos valorar quiénes son los participantes de la asamblea, ahora debemos preguntarnos 2 cosas muy importantes: ¿quién es completamente preciso?, y ¿van a acudir más de quince personas? Con la primera pregunta te recomendamos ser realmente objetivos, realmente invita a aquellas personas que con su trabajo contribuyen a la realización del objetivo central de la asamblea.

Respecto a la segunda pregunta debemos tomar en consideración una cosa: entre más personas asistan a la asamblea, menor va a ser la atención prestada; con lo que te recomendamos que si en la asamblea son más de quince personas precisas, es mejor organizar dos asambleas iguales, de esta forma vas a poder tener controlada la agenda de la asamblea y la atención de los participantes.

dos. Tiempo

El tiempo es un componente esencial para asegurar el éxito de una asamblea. Entre menor tiempo se utilice más productiva va a ser nuestra junta. Si por servirnos de un ejemplo, tienes predecido que la asamblea dure cuando menos 1 hora, has el ejercicio de reducirla a media; esto no quiere decir que corras para llegar al final, se trata más bien, de no dar sitio a temas que puedan irse «por las ramas».

Solamente ten en psique una cosa: ¡centrarse en el tema! Te percatarás de que una gran parte del tiempo que inviertes en una junta, se marcha en temas externos a exactamente la misma junta. ¡Desde este momento, solo habla lo que debes charlar!

tres. Un buen inicio

El punto de inicio es quizá más esencial que el final, acá no hay cabida a malos inicios. No puedes empezar con regaños o bien inconvenientes, lo mejor es dar un principio atrayente con una buena anécdota o bien una oración motivadora, de este modo conseguirás llamar la atención inmediata de tus compañeros y asistentes, y garantizarás la eficiencia de tu comunicación.

cuatro. La relevancia de un resumen

El inicio, como te contamos, es importante; y por ende, precisa de cuidado. Te planteamos tras una pequeña bienvenida, hacer un índice o bien resumen de lo que se charlará en la asamblea. Teniendo esto en mente, aun escrito en un tablero, los asistentes se contextualizarán realmente bien sobre aquello que van a charlar.

cinco.  El programa

Ligado a la estrategia precedente deseamos destacar la relevancia de tener un programa; este te dejará tener un panorama general sobre la asamblea. Además, con el cronograma vas a poder sostenerte en tu camino, centrarse en los puntos a tratar y dejar a un lado aquello que es segundario y que se puede reanudar en otro espacio.

seis. Dibuja

Los humanos somos muy visuales, ¡todo entra por los ojos! Conque si deseas que tu asamblea sea activa y fluya, lo mejor es garabatear, tus espectadores van a estar pendientes de todo lo que afirmas y dibujas. Acá la inventiva va a aumentar la atención del equipo y los motivará a participar.

siete. Fuera móviles y notebooks

Una asamblea exitosamente se fundamenta en la cantidad de avances y aportes que brotaron allá para conseguir tus objetivos, para ellos la atención de los participantes han de estar cien por ciento puesta en la junta, por lo tanto, los móviles, computadores y tabletas no van a ser nuestros amigos en este campo. Procura que los participantes de la junta entren sin sus aparatos, con esto vas a hacer considerablemente más provechosa tu asamblea.

ocho. Actas y también informe

Al final de la junta siempre y en todo momento queda un registro de lo que se charló, de ahí que, en el momento de asegurar una junta eficiente, intenta designar una persona que se ocupe de todos aquellos ficheros que pueden penetrar con la fluidez de tu comunicación.

nueve. Asignar labores

Por último, para tener una asamblea perfecta lo que debes hacer es asignar labores, determinar quién va a hacer qué y en qué momento se va a hacer. Define los perfiles de tus asistentes y quién sería el mejor efectuando determinada labor.

Ahora sí, a fin de que todo cuanto te contamos esté más sintético y armado en una imagen, te dejamos esta infografía, ¡aprovéchala, es para ti!

nueve estrategias a fin de que tus asambleas sean muy eficientes
Infografía ofrecida por Wrike – Administración De Proyectos Software