5 claves del éxito de Plex, una plataforma ideal para ver la TV gratis

Conseguir triunfar en Internet actualmente no es nada sencillo, sobre todo en determinados ámbitos. Un claro ejemplo es el del entretenimiento online. El sector está repleto de muy buenas alternativas. Entre las más destacables se encuentra Plex.

A pesar de tener a tantos competidores, ha acabado erigiéndose como una de las principales opciones para quienes desean entretenerse y divertirse desde su propia casa, con todos los acompañantes que quieran: familiares, amigos, invitados… ¡incluso quienes se cuelan sin su permiso! Ello no es de extrañar valorando aspectos tan positivos como los que iremos desgranando a continuación.

Totalmente gratuito

Plex es tu tv gratis desde casa. A diferencia de otras plataformas que también ofrecen retransmisiones por streaming, no hay que pagar. Pero no te pienses que se trata de un período de prueba. En absoluto, puesto que el coste cero se mantiene por mucho que pasen los meses.

Atrás quedan los tiempos en los que había que estar pendiente de la tarjeta de crédito para introducirla a la hora de registrarte y, por supuesto, comprobar que todos los cobros se hicieran bien. Con Plex no hay este tipo de contratiempos, puesto que los contenidos son ilimitados y cien por cien gratuitos.

Acceso inmediato

Es de agradecer que los contenidos sean gratuitos, pero si a cambio hubiera que lidiar con tiempos de espera, Plex no hubiera cosechado tantísimo éxito. En este caso todo es inmediato. Lo único que tienes que hacer es seleccionar el canal de TV del que pretendes disfrutar. Acto seguido ya lo tienes en la pantalla.

Esta inmediatez viene dada en gran parte por lo bien optimizada que está la plataforma. No hace falta tener una conexión a Internet de enorme velocidad para gozar de los contenidos sin contratiempos como cortes y reducción de la calidad.

Muy buena calidad

Ahora que hemos sacado este tema llega el momento de profundizar en él, puesto que es uno de los que más tienen en cuenta los usuarios de hoy en día. A pesar de ser gratis, los contenidos no serían consumidos con tanta frecuencia en caso de verse mal. No es el caso de Plex.

Todo lo contrario, puesto que incluso los canales que no son en HD se ven bastante bien. Por supuesto, más si cabe los que retransmiten en alta definición. En ambos casos tanto la imagen como el audio están a la altura de la calidad que ofrecen las plataformas de pago.

Altísimo nivel de compatibilidad

Es frustrante tratar de hacer uso de una plataforma y darse cuenta de que la misma no es compatible con tu dispositivo. Afortunadamente esto casi nunca ocurre con dicha aplicación, ya que el equipo de programación ha hecho todos los esfuerzos oportunos con tal de permitir instalarla en casi cualquier aparato tecnológico.

Incluso si tu teléfono móvil es antiguo no tendrás dificultades a la hora de realizar la instalación. Como es menester, también tienes la posibilidad de hacer uso de Plex en tablets, ordenadores, Smart TV e incluso consolas.

Contenidos que satisfacen todos los gustos

Todo lo detallado en anteriores párrafos quedaría relegado a un segundo plano si la lista de contenidos fuera escasa. En Plex lo saben, por lo que se encargan de ofrecer a diario programas de televisión, series y películas que gusten a todos los públicos.
Un niño pequeño puede pasárselo en grande viendo dibujos animados, mientras que una pareja de adultos se ve capaz de desconectar del trabajo poniéndose una película romántica. Las posibilidades son casi infinitas, así que esta clave se suma a las otras cuatro para dar pie a un éxito que, si cabe, irá a más con el paso de los años.