¿Por qué razón los team buildings cada vez son más esenciales en las compañías?

Los ambientes laborales tienen activas particulares, en las que la empatía, el comprensión y el trabajo en grupo resultan una necesidad que no siempre y en todo momento es simple de lograr. Con la competitividad como regla, la construcción de equipos sólidos, unidos y que trabajen por objetivos en común, no es fácil, y no obstante es el mejor capital que una compañía puede amasar. Justamente en este sentido nace y se robustece el término de team buildings, como una activa que, aplicada estratégicamente, optima las operaciones generales de la compañía. Las actividades de Team building contribuyen a la mejora del tiempo laboral y la productividad por lo general. Veamos de qué se trata.

¿Qué es el Team Building y por qué razón es esencial?

Si nos marchamos a la traducción textual de la expresión, team building significa construcción de equipo. Aplicado al campo laboral, nos hallamos con que bajo este nombre se reúnen las distintas técnicas, actividades y estrategias que se dirigen a progresar el desempeño de un equipo de trabajo. No se exagera cuando diríase que el team building es la mejor inversión que una compañía puede hacer por sus trabajadores y por si acaso misma.

Bien es sabido que en los tiempos laborales tensos, en los que la competencia, las relaciones difíciles y los malos entendidos dominan, es considerablemente más bastante difícil sacar adelante los proyectos. Lo mismo ocurre cuando se manejan elevadas dosis de agobio que no es bien gestionado. Todo ello produce desmotivación en las personas, que se traduce de forma fácil en los resultados de su trabajo y en su ánimo por lo general.

Las actividades de team building están direccionadas a diagnosticar, prevenir o bien tratar estas situaciones. Se trata de la construcción de una filosofía empresarial en la que se produzca confianza entre los miembros del equipo, se estimule la comunicación afirmativa, se atenúen los enfrentamientos existentes y se aumente la cooperación y motivación. Por lo tanto, los efectos sicológicos del Team Building en las personas son notables. Cuanto mejor se sientan las personas que trabajan en una compañía, más preparados van a estar a dar lo mejor de sí en sus tareas, puesto que se van a sentir como una parte de un equipo en el que tienen una labor esencial, y en el que son apreciados y valorados.

¿Cuáles son las actividades de Team Building más eficientes?

Por qué razón los team buildings cada vez son más esenciales en las compañías

La iniciación

Esta es una de las actividades de Team Building más aconsejables, de manera especial cuando el equipo tiene poco tiempo o bien se han incorporado nuevas personas. El propósito es romper el hielo y abrir el abanico a nuevas conversaciones, que puedan dar sitio a la capacitación de vínculos. Imagina por servirnos de un ejemplo solicitar a los participantes de la activa que escriban en una tarjeta su color preferido, su película y canción preferida y una cualidad que consideren resaltable en ellos mismos. De esos simples datos pueden darse hablas interesantes y también integradoras.

El juego de solucionar inconvenientes de manera conjunta

Uno de los elementos que más se trabaja con las técnicas de Team Building es la integración de los miembros de un equipo. Que aprendan a desarrollar habilidades cooperativas, entendiendo que todos trabajan por un proyecto en común. Una forma de hacerlo es llevar a las personas a un ambiente lúdico. Una historia contada en cadena, valorando todos y cada uno de los detalles que desde el primer miembro, consiguen continuar hasta el último puede ser un ejercicio entretenido de comunicación y atención.

O bien quizás separar a los participantes en conjuntos de 4 personas, más uno que dirija la acción. Este debe edificar y ocultar una figura con bloques. Cada miembro del equipo va a pasar por turnos a observarla, y después entre todos deberán reproducirla con otros bloques, de manera que quede lo más similar posible. Se trata de ejercicios en los que deberán ser tenidas en cuenta las visiones de todos y cada uno de los miembros.

Ejercicio de visión del otro

Y entre las actividades de Team Building que mejores resultados lanza en el fortalecimiento de un tiempo laboral positivo, se cuenta el ejercicio de visión del otro, que nos conduce a ver las fortalezas y virtudes de las personas con las que compartimos la cotidianeidad laboral. La realidad es que si te preguntas cuáles son los defectos o bien las cosas que no te agradan de tus compañeros, seguramente aparezca un listado veloz. Mas si charlamos de cosas positivas, vas a deber adiestrar tu psique un tanto más.

Y es justamente a eso a lo que apunta la actividad. A que seamos capaces de ver al otro, de prestarle atención y ofrecer palabras positivas en torno a él. Otra activa vinculada es la de hacer un círculo en el que cada partícipe va pasando al centro y contando sobre sí mismo, sus  gustos, intereses, motivaciones y esperanzas Y después el resto del equipo se hace cargo de darle etiquetas positivas: organizado, independiente, metódico, decidido… son solo ciertas etiquetas posibles.

Clubes de actividades singulares

Y como bien sabes, no todo en la vida es trabajo. Mas del trabajo pueden aparecer grandes amistades, vínculos y actividades de disfrute. ¿Qué tal organizar un club de lectura entre los colegas? Va a ser un instante para conocer a el resto, sus gustos y creencias, compartiendo una actividad relajante y descontracturada. Lo mismo con los clubes deportivos. Tal vez un partido de futbol o bien de tenis por semana consiga lo que mil asambleas no pueden: hacer vínculos fuertes.

En suma, las actividades de Team Building representan una espléndida ocasión para edificar una cultura empresarial y un equipo humano en el que las personas se sientan valoradas, felices y comprometidas.