Qué es, de qué forma hacerlo y en qué favorece a una marca

Actualmente, es bastante difícil charlar de empresas o multinacionales que son triunfantes sin tocar el tema de la innovación. Es cada vez más conocido el reto que tienen las compañías por estar a la cabeza y amoldarse a los diferentes cambios de su industria. Muchas, en su busca de eludir el quedarse atrás en frente de la competencia, optan por tomar medidas como hacer un rebranding.

Te vas a preguntar, ¿qué es el rebranding?, ¿por qué lo hacen las compañías?, ¿es tan preciso? En el presente artículo te vamos a dar las contestaciones a estas y otras preguntas sobre este tema. ¡No te pierdas esta lectura!

¿Qué es el rebranding?

Se trata de una estrategia de renovación que implica alterar de forma parcial o total el conjunto de elementos que identifica una marca. Lo precedente con el enorme objetivo de progresar el posicionamiento de exactamente la misma, después de verse perjudicado por cierto motivo concreto como el correr del tiempo.

Así, la compañía va a poder recuperar el reconocimiento que ha tenido en el mercado o hasta llegar a nuevos territorios. Un rebranding puede incluir una modificación desde el nombre o el logotipo de la marca, hasta el cambio de identidad corporativa para las campañas de publicidad. Asimismo podría verse reflejado en una alteración de la tipografía o aun, en formas de trabajo internas de la compañía.

Es obvio que ciertas precedentes medidas pueden comprenderse como acciones muy beligerantes para una compañía. No obstante, muchas veces puede ser la mejor o la única opción alternativa para el departamento de mercadeo de la organización. Es precisamente por esto que se deben conocer realmente bien cuáles son los objetivos que se persiguen con esta estrategia.

¿Cuáles son los objetivos del rebranding?

Siguiendo con el punto precedente, si bien esto puede cambiar en dependencia de cada caso, existen algunas generalidades cuando se hace un rebranding. Por esto, en este apartado te vamos a dar 3 principales objetivos que se persiguen al ejecutar esta estrategia con una marca.

1. Arreglar una imagen estropeada

Por múltiples razones, empresas de diferentes ámbitos pueden llegar a estar en un escenario en el que su imagen se ha estropeado. Hay muchos factores que dan sitio a esto, por servirnos de un ejemplo, falta de adaptación a la era digital o situaciones como acusaciones legales. Con este panorama, un rebranding deja de ser una resolución peligrosa para transformarse en una necesidad.

Relacionado: De qué manera hacer un manual de imagen corporativa | Afianza la imagen de tu empresa

dos. Suprimir prejuicios o paradigmas

Que una marca sea triunfante no desea decir que no haya dudas o prejuiciosos de una parte de sus clientes del servicio frecuentes o el resto del mercado. Por servirnos de un ejemplo, una compañía puede tener una enorme acogida en su campo, mas es posible que existan ciertos reparos en frente de la polución que produce.

Desde el equipo de mercadeo, posiblemente se hagan campañas para explicar lo que se hace por el medio ambiente y estas pueden ir apoyadas en cambios de imagen o de los colores corporativos.

tres. Ampliación o cambio de público objetivo

La imagen corporativa de una compañía debería ir en consonancia con el buyer persona o el público objetivo de la marca, si bien esto no se da siempre y en toda circunstancia.

Con el trascurrir de los años, ciertas marcas que precisan un rebranding, descubren que no apuntaron al ámbito adecuado o lo hicieron con alguno muy reducido y esto no les deja aprovechar el potencial de sus productos o servicios. En una situación de este género resulta recomendable hacer adecuaciones, con ideas para englobar el público que de veras le resulta interesante a la compañía.

Como puedes ver, estos 3 grandes objetivos de un rebranding apuntan a hacer cambios, de mayor o menor tamaño, mas cambios al fin. Lo esencial es caer en la cuenta de estos y comprender cuál podría ser la mejor estrategia para corregirlos.

¿De qué forma hacer un rebranding triunfante?

Logotipos de Apple

Sí, hasta el instante todo puede estar clarísimo y pareciese que esto es algo fácil, mas no es tan así. Hacer un rebranding precisa de tomar muchas medidas y recaudos a fin de que este pueda surtir el efecto deseado. Si bien lo siguiente no es una fórmula mágica, ahora te enseñamos los próximos pasos a proseguir para hacer un rebranding triunfante.

1. Conoce a profundidad la marca

Si piensas en hacer un rebranding, lo primero es que tengas claro cuál ha sido la trayectoria de la compañía. De este modo, vas a poder advertir cada una de sus etapas y sobre todo, reconocer el instante del declive, si se llega a hallar. Además de esto, se va a poder acotar la propuesta de valor única en frente de la competencia, para así tener clara la diferencia y expresarla en esta estrategia de cambio.

Puedes leer: Cadena de valor | Aprende de qué manera producir mayor valor para tus clientes del servicio

dos. Define el público objetivo

Es preciso que conozcas cuál es el blanco, el punto al que deseas llegar y no solo saber cuál es, sino más bien asimismo descubrir de qué manera llegar a él. Es por este motivo que un análisis de mercado te dejará descubrir de qué manera este conjunto se ha sentido con la marca y qué espera de exactamente la misma. Emplea un focus group para conocer con detalle los efectos actuales que produce la marca y asimismo para medir el impacto anterior que podrían tener los cambios a efectuar.

tres. Haz una lista de prioridades y un presupuesto

No cabe duda, un rebranding es un proceso que lleva tiempo y lógicamente, dinero para desarrollar la estrategia. Por esta razón, lo que vas a deber es comprobar cuál es el objetivo principal por lograr y los secundarios que lo respaldarán. Haz una investigación y calcula a cuánto va a poder ascender la inversión que el proyecto requerirá, haciendo todos y cada uno de los ajustes precisos.

Lee también: De qué manera hacer un plan de trabajo | ocho pasos para realizar tu plan de actuación

cuatro. Alista proyecciones sobre cambios y beneficios

Hay ejemplos de corporaciones en las que uno de los primordiales obstáculos a vencer son la aprobación interna para comenzar un rebranding. Así que, al comienzo va a haber que persuadir a directivos o asociados para darle luz a esta estrategia. Por esto, debes alistar una proyección en la que muestras tasas de desarrollo, comparación de recursos empleados anteriormente e índices de aceptación en otros casos de éxito.

cinco. Crea un término de negocio

Compañeros unidos en torno a un término de negocio

Con ayuda de tu equipo creativo, desarrolla un proyecto con el que puedas captar y plasmar lo que deseas que tu marca refleje. Si el rebranding está relacionado con la manera de trabajar, cerciórate de que los nuevos métodos vayan en exactamente el mismo camino de los valores de la compañía. Si, al contrario, el cambio es de imagen o presentación, no olvides que los contenidos han de ser de calidad para sumarle a la identidad de tu empresa.

Recomendados:

seis. No olvides los temas legales

Este punto es fundamental y más en un planeta hiperconectado en el que las compañías tienen vínculos por todo el planeta. Confirma entonces que el nuevo nombre o la nueva imagen no haya sido empleada de antemano. Muchos empresarios cometen el fallo de no repasar esto y desarrollan una firma, sitio, entre otros muchos, y después se percatan de que no podían hacerlo, perdiendo recursos de todo género.

siete. Comunica a tus públicos

Y sí, si harás un cambio esencial con tu marca, es vital que lo informes, tanto al público externo como al interno. Debes enseñar a los empleados a fin de que tengas presente lo que significa esta alteración y así alinearlos con el propósito de esta estrategia. Aparte de esto, debes dejar bien claro a todo el mundo por qué es esencial el rebranding de la compañía, explicando que proseguirán dando un buen servicio, mas con beneficios agregados.

Artículos relacionados:

ocho. Actualiza todo

Al instante de hacer un rebranding, cualquiera que sea su tipo, es esencial que se cuiden cada uno de ellos de los detalles. ¿Qué es lo que desea decir esto? No dejar trazos de la imagen vieja, tanto en los locales o establecimientos, como en la publicidad y en las redes sociales de la compañía. Examina asimismo la manera en la que deseas efectuar la presentación de esta estrategia, ya sea en un acontecimiento o en un mes de aniversario, lo que sea más afable para tu público.

Los precedentes fueron 8 pasos que deberías proseguir si tienes planeado hacer un rebranding de tu compañía. Como has podido ver, es vital que seas claro con lo que deseas comunicar, que cuides los detalles y que el cambio tenga un porqué definido, sin duda.

Te puede interesar: doce tendencias del marketing digital para dos mil veintitres | Cara dónde debes dirigirte

¿De qué manera comunicar un rebranding?

Hombre presentando marca

Puesto que bien, ya te hemos explicado de qué manera hacer un rebranding triunfante y tocamos el tema de de qué manera comunicarlo. No obstante, en este punto nos detendremos para explicar este aspecto y recomendarte sobre de qué forma hacerlo. Ahora, ciertos consejos para comunicar este género de cambio en tu empresa:

1. Explica lo que transmite tu nueva imagen

Probablemente el rebranding que efectuarás no sea de obligatorio conocimiento para la mayor parte de tus clientes del servicio. No obstante, esto no desea decir que no haya un análisis valioso detrás, así que merece la pena compartir este proceso con los que conocen tu marca. De esta forma, no vaciles en hacerlo pues al hablarle a tu público reconoces su relevancia y el vínculo próximo que se ha creado.

dos. Procura comunicar tu rebranding mediante una historia

Una buena forma de comunicar el rebranding de tu marca, como es frecuente en mercadeo, es contarlo por medio de una historia. Así, este cambio tiene más posibilidades de adherirse a la psique de quienes ya están habituados a tu vieja imagen. Trata de explicarlo con un relato próximo y apela asimismo a las emociones.

tres. Desarrolla una campaña ocurrente

Pareciese una cosa obvia, mas muchas compañías no se toman el tiempo de hacer algo interesante para comunicar un cambio esencial en exactamente la misma. Y bueno, tu equipo creativo va a deber ponerse a ello y mirar muchos referentes de éxito en el planeta. Eso sí, amoldando lo que ha salido bien en otros lugares al contexto de la compañía, a su ambiente público.

dos ejemplos de rebranding triunfante

Tras saber de qué se trata el rebranding, sus objetivos, de qué forma hacerlo y de qué forma comunicarlo, es hora de ponerlo en ejemplos. No hay duda de que muchas compañías en el mundo entero han intentado hacerlo, mas no siempre y en todo momento el resultado ha sido el deseado. No obstante, comenzaremos por contar dos casos en los que el rebranding fue triunfante.

1. Instagram

Logotipos de instagram, ejemplo de marca que hizo rebranding

Tal vez en el instante te diste cuenta, mas transcurrido un tiempo te habituaste de forma rápida al rebranding que hizo Instagram. Esta red social incorporó cambios en su tipografía y alteraciones en el diseño de su icono, que empezó con uno inspirado en el modelo Bell & Howeel de los años cincuenta y ahora es una abstracta cámara fotográfica.

Estas alteraciones se dieron, ya que la plataforma evolucionó asimismo con funciones como Boomerang, Layout y Hyperlapse, las que asimismo tuvieron éxito al lado de la nueva identidad de la marca.

dos. Nike

Logotipo de Nike

La multinacional de accesorios deportivos que actualmente es famosa como Nike, se llamó Blue Ribbon Sports en sus principios. Unos años después, su creador decidió hacer un rebranding mudando tanto el nombre como el logotipo, cuyo diseño inicial incorporaba el nombre y el logo.

Hoy en día podemos ver que la marca se puede identificar de forma independiente con los dos elementos, aun, en ciertas compilaciones recientes la compañía ha empleado iconos viejos.

dos ejemplos de rebranding errados

Como ya hemos mentado, los rebranding no siempre y en toda circunstancia salen bien y múltiples de las más grandes compañías del planeta han fallado en su intento de mudar. Ahora, vamos a ver la otra cara de la moneda con dos ejemplos de este género de estrategias que no surtieron el efecto deseado.

1. Pepsi

Logotipos de Pepsi, ejemplo de marca que hizo rebranding

En el año dos mil ocho, Pepsi lanzó la más reciente versión de su logo, al girar su icono circular e agregar una «sonrisa descarada» en el diseño. Este último detalle es el enorme inconveniente que se halla en este rebranding, ya que la «sonrisa» que los diseñadores planificaron incluir en el logotipo no es muy concida para el público.

Además de esto, conforme se ha explicado, el Conjunto Arnell, agencia que se ocupó de este nuevo diseño, lo vinculó con tradición hindú, la Mona Plana y hasta radiación solar, algo que es bastante difícil de identificar.

dos. GAP

Local de la tienda de ropa GAP

Quizá este es el ejemplo por antonomasia de rebranding errado, ya que debió reversarse en su instante. La marca de ropa GAP presentó su nuevo logo en dos mil diez, el que pasó de ser el nombre de la compañía en color blanco sobre un fondo azul obscuro a uno con el género de letra Helvética Neue y un cuadrado diluido en su esquina superior derecha.

El cambio sorprendió a sus usuarios, puesto que fue sin aviso previo y no tuvo ni un mínimo de acogida entre el público. El desastre fue tal, que solo 6 días tras su lanzamiento, la compañía volvió al diseño original de su logo.

Palabras finales

Si llegaste hasta este punto es por el hecho de que te ha interesado el tema del rebranding y todo lo relacionado con este género de cambios en las compañías. Indudablemente, esta estrategia puede ser triunfante si se tienen claros los puntos claves para hacer esta alteración, primordialmente, aquello que se quiere comunicar al público.

Así, la estrategia de rebranding no debería tomarse como una medida agobiada, sino más bien como un proceso que debe tener un enorme análisis anterior y unas razones bien definidas. Para resumir, si en algún instante piensas que hacer un rebranding de tu marca es la opción mejor, hazlo con calma y efectúa todos y cada uno de los estudios precisos para contrastar si es algo viable.

No olvides que, muchas veces es preciso darle un nuevo aire a tu compañía, mas si no se hace de forma conveniente puede producir daños bastante difíciles de arreglar con tu público.

Artículos recomendados: