Qué es la banca moral

¿Has oído charlar alguna vez de la banca moral? ¿Qué clase de bancos son? ¿Quiere decir que en los que estás en estos instantes no se les considera bancos éticos?

Si deseas saber qué es la banca moral, qué bancos son parte de esta y todo cuanto debes conocer sobre ellos, ahora te dejamos estructurada toda la información a fin de que puedas comprenderlo de manera fácil.

Qué es la banca moral

Qué es la banca moral

La banca moral es una entidad cuyo objetivo es ofrecer a los clientes del servicio productos que producen valor social y que son responsables, esto es, productos que son admisibles de forma ética y que socialmente no se censuran.

En otras palabras, charlamos de un género de entidad en el que las ventajas económicos no son tan esenciales como los proyectos sociales. Esto es, lo que procuran es lograr una utilidad con todo el dinero que se produce por sus servicios. Además de esto, se tienen en cuenta al usuario, tanto en sus creencias como en el género de proyectos que se realizan.

La misión primordial de la banca moral no es otra que el desarrollar la sociedad y, asimismo, conservar el medioambiente. ¿De qué manera consigue eso? Puesto que con productos financieros que son sustentables, como puede ser el empleo responsable del dinero, las inversiones sustentables, etcétera

El origen de la banca moral

Si bien no lo sepas, pues verdaderamente es un término que no se tiene muy en boca de todos, la verdad es que la banca moral lleva operando desde los años ochenta que fueron cuando brotaron. Lo hicieron primero en el centro y en el norte de Europa y poquito a poco ha ido desarrollándose en otros países.

Desde ese instante, las peculiaridades que definen a la banca moral han seguido perviviendo en el tiempo, o sea, ofertando productos que crean valor social, invirtiendo en aquellos proyectos éticamente admisibles o bien haciendo participantes tanto a los ahorrativos como a los financiados.

Peculiaridades de la banca moral

Peculiaridades de la banca moral

Sobre la banca moral tienes que tomar en consideración ciertos conceptos que, de los bancos normales, difieren bastante. Por ejemplo:

  • Los clientes del servicio saben en todo instante de qué manera se emplea su dinero, a qué proyectos va destinado e inclusive pueden conocer a la compañía o bien personas que están financiando.
  • Esta financiación siempre y en toda circunstancia debe estar basada en la utilidad social, esto es, que debe hacerse solo en proyectos que sean favorecidos para la sociedad o bien para el medioambiente.
  • Se pueden establecer comodidades y seguimientos de los proyectos, esto es, no es solo cuestión de dejar el dinero, sino realmente se procura respaldar y asistir a los financiados.
  • Todos y cada uno de los recursos que se producen van destinados a crear empleo y a la inserción laboral de personas con peligro de exclusión social, como a proyectos sustentables que sean viables.

De qué forma marcha la banca moral

Para comprender de qué forma marcha la banca moral debes tomar en consideración los 5 principios que rigen la base de unas finanzas morales. Específicamente, nos referimos a:

  • Trasparencia, en el sentido en que tanto los ahorrativos como los inversores están en su derecho a saber qué se hace con su dinero y dónde se invierte. Debe haber claridad y trasparencia por la parte de la entidad para informar en todo instante de qué se hace con el dinero, a dónde va y qué ayuda a crear.
  • Utilidad social, esto es, que todos y cada uno de los proyectos que se realizan han de ser útil para la sociedad. De ahí que, deben cumplir determinados requisitos como que asistan en la creación de empleo, en inversión asociado-laboral, en reducir la desigualdad, en progresar el medio ambiente…
  • Apoyo y negociación, en el sentido de que esta clase de bancos no se puede centrar solo en la restauración del dinero que prestan, sino más bien en negociar y asistir a los clientes del servicio.
  • Aptitud, por el hecho de que no son bancos «tontos», y todo proyecto que hacen, y que pone en riesgo el capital de sus clientes del servicio, debe ser viable, o sea, que no suponga una pérdida para su cliente del servicio y, si puede ser, haya una ganancia para la sociedad.
  • Responsabilidad, en el sentido en que deben valorar la responsabilidad del inversor y del usuario para tomar resoluciones.

Teniendo esto en cuenta, el funcionamiento de la banca moral lo que hace es muy afín a los bancos tradiciones, si bien difiere de estos en que tanto ahorrativos como financiados irán de exactamente la misma mano, cooperando y participando en los proyectos. Por una parte, los ahorrativos prestan sus recursos sabiendo para qué exactamente se utilizan y para qué exactamente van a servir; por otra parte, los financiados, o bien deudores, tendrán el dinero que precisan para ser más competitivos y asimismo para arrancar su proyecto.

Qué productos tiene

Si comienza a interesarte la idea de la banca moral debes saber que los productos y servicios que ofrece son muy similares a los de otros bancos. ¿Cuáles son eos?

  • Libretas y tarjetas.
  • Fondos de inversión.
  • Micropréstamos.

La una gran diferencia que hay entre los bancos más conocidos y la banca moral radica sobre todo en que las comisiones que se pagan se marchan a usar para fines sociales. Siempre y en toda circunstancia.

Qué bancos éticos existen en España

Qué bancos éticos existen en España

La enorme pregunta que te puedes estar haciendo prácticamente desde el principio de este artículo. ¿Hay bancos éticos en España? Puesto que bien, la contestación es positiva. Aunque no se conocen, sí que operan en España.

Entre ellos podemos citarte:

  • Fiare banca Moral.
  • Triodos Bank.
  • Coop cincuenta y siete.
  • Oikocredit.
  • Colonya, Caixa Pollença.
  • Caixa d’Enginyers.
  • FonRedess.
  • Winkomun.
  • Arç Cooperativa y Seryes Seguros.

Como es lógico, hay más entidades que no están en España mas que operan de forma internacional.

Si tras leer sobre la banca moral te ha llamado la atención y deseas saber más para mudar tus ahorros de banco, la primera cosa que te invitamos a es que estudies más. Habla con diferentes bancos a fin de que te hagas una mejor idea de ello. De esta manera vas a poder conocer qué género de entidades son, a qué te comprometes y si es viable para ti. Así sea para romper con tu banco o bien para destinar parte de tu ahorro en otro banco que, mientras que esté ahí, va a darle un empleo más rentable para la sociedad y para el medioambiente.