¿Qué es la normativa PSD2?

Seguramente, en los últimos tiempos, habrás oído sobre la normativa PSD2, pues entró en vigor desde el dos mil diecinueve. Para ser un tanto más específicos, esta directiva europea comenzó a ser obligatoria desde el catorce de septiembre del mentado año. No obstante, su aplicación se retrasó en determinados ámbitos que prestan servicios de pago. Y es que, desgraciadamente, no todos y cada uno de los actores estaban listos para esta nueva regulación.

En estos casos, el cumplimiento de la normativa europea PSD2 comenzó el catorce de noviembre del dos mil veinte, instante en el que todos y cada uno de los servicios de pago (trasferencias, pagos con tarjetas, domiciliaciones, etc.) empezaron a estar regulados por esta novedosa regla comunitaria. En consecuencia, cabe preguntarse ¿qué género de operaciones regula esta directiva europea de servicios pago (PSD2)? Ahora, descubre más sobre esta esencial directiva europea que se aplica al campo bancario y a los servicios de pago.

¿Exactamente en qué consiste la normativa europea PSD2?

Antes de nada, lo más conveniente es aclarar qué es precisamente la directiva PSD2, puesto que bastantes personas tienen dudas sobre su origen y significado. En resumen, la PSD2 es una regla comunitaria que deben cumplir los estados miembros de la UE. O sea que todos y cada uno de los países tienen la obligación de continuar las indicaciones que marca esta nueva normativa.

Para verlo con un caso próximo, en España esta normativa se gestionó a través de el R. D.-ley 19/2018. Tras esta aprobación, los servicios de pago comenzaron a estar regulados por la directiva PSD2 en este país. Eso sí, esta regla comunitaria no solo regula los servicios de pago, sino asimismo pone el foco en la información sobre cuentas, a fin de que los usuarios puedan contar con de sus datos bancarios.

Mas sin duda, uno de los aspectos más señalados de la regla PSD2 debe ver con la ciberseguridad, y más singularmente, con la incorporación de medidas para fortalecer los procesos de autentificación. Y es que merced a la PSD2, la autentificación en los servicios de pago se ha visto reforzada de forma notable, en tanto que uno de los objetivos que se perseguía era disminuir al mínimo el peligro de suplantación de la identidad.

¿Qué género de autentificación reforzada plantea la regla PSD2?

Como ya se ha comentado ya antes, la normativa europea PSD2 pretende fortalecer los procesos de autentificación en los pagos. Esto es puesto a que, en los últimos tiempos, se han producido diferentes casos de suplantación de identidad. Para eludir este inconveniente, la PSD2 ha establecido un procedimiento basado en la ciberseguridad, mas asimismo en la comodidad de los usuarios en el momento de efectuar los pagos.

Por este motivo, las personas que emplean los servicios de pago deben cumplir con determinados requisitos, los que dejan fortalecer la seguridad de las operaciones bancarias. Una de las medidas ya estaba bastante extendida, dado a que los usuarios tienen la opción de introducir un PIN o bien una clave de acceso única en el instante del pago. No obstante, esta directiva europea asimismo contempla otras opciones.

Y es que las personas pueden emplear el móvil para efectuar los pagos. Eso sí, para realizarlos, es preciso percibir una clave de usar y tirar. Por otra parte, los usuarios tienen la opción de abonar con parte del cuerpo —huella digital, iris, reconocimiento facial, etcétera—. Algo inconcebible hace varios años, mas que se ha transformado en una genuina realidad que, cada vez, emplean más personas.

¿Por qué razón la directiva PSD2 ha mejorado los servicios de pago?

Si bien la normativa comunitaria PSD2 estaba concebida para todos y cada uno de los servicios de pago, su aplicación se postergó en algunos casos. Esto fue debido a que muchas empresas no estaban listas para aceptar este nuevo reto. Por esta razón, las entidades comenzaron a cumplirla desde el catorce de septiembre de dos mil diecinueve. Mas, merced al papel de la Autoridad Bancaria Europea, otros ámbitos tuvieron más tiempo para aplicarla.

Hoy en día, la directiva europea PSD2 se aplica a todos y cada uno de los servicios de pago. Esto es, no solo atañe a las operaciones que las personas efectúan con los bancos, sino asimismo incluye las compras en línea. Merced a esta normativa, los pagos electrónicos han mejorado de forma notable, tanto desde la perspectiva de la seguridad como desde la perspectiva de la comodidad de los usuarios.

Por una parte, esta normativa de servicios de pago ha transformado las transacciones, puesto que son considerablemente más seguras que ya antes. Y es que el proceso de autentificación en los pagos ha alterado por completo. De esta forma, el peligro de fraude es bajísimo. Un hecho que produce una gran confianza en los compradores, mas asimismo en los comercios que ofertan sus productos mediante internet.