Sacem Ejerce Su Derecho de Exclusión Voluntario a pesar de Apoyar una IA Justa

Innovación y derechos de autor: Sacem protege a sus miembros frente a la inteligencia artificial

El derecho de exclusión voluntaria

En medio del avance constante de la inteligencia artificial (IA), Sacem toma medidas para proteger a sus miembros.

A partir de ahora, para que las entidades que empleen herramientas de IA puedan obtener datos de las obras del repertorio de Sacem, deberán solicitar previamente autorización a la organización. Esto se hace con el objetivo de garantizar una remuneración justa a los compositores y editores musicales representados por Sacem.

La preocupación por los derechos de autor

Las herramientas de IA pueden variar ampliamente en su funcionamiento, pero en su mayoría utilizan conjuntos de datos que incluyen obras protegidas. El uso de estas herramientas plantea interrogantes en términos de respeto a los derechos de autor, especialmente cuando dichos conjuntos de datos se crean a través de la extracción de información.

Con esta medida, Sacem busca restablecer los derechos exclusivos de los creadores y garantizar que la extracción de datos esté sujeta a una autorización previa. Las entidades que deseen utilizar obras de Sacem para alimentar sus bases de datos de entrenamiento y llevar a cabo actividades de minería de datos, deberán obtener autorización y acordar expresamente las condiciones de uso con Sacem.

A favor de la inteligencia artificial responsable

Sacem no se opone al desarrollo de la inteligencia artificial. De hecho, reconoce las enormes oportunidades que esta tecnología brinda a los creadores de música, quienes la utilizan como una nueva herramienta en su proceso creativo. Sin embargo, al ejercer este derecho de exclusión voluntaria, el objetivo de Sacem es lograr un equilibrio sostenible entre los derechos de los creadores y las ambiciones de aquellos involucrados en el ámbito de la inteligencia artificial.

«La IA ya forma parte de la vida cotidiana de los creadores y de nuestra sociedad de autores, no solo como una herramienta para el arte, sino también en nuestros procesos en Sacem», comenta Cécile Rap-Veber, directora general de Sacem. «Nuestro objetivo no es prohibir o frenar el desarrollo de la IA, sino hacerla más virtuosa y transparente. Los trabajos creativos de nuestros miembros no pueden ser utilizados sin su consentimiento para enriquecer y entrenar herramientas de IA».

Rap-Veber también señala que Sacem seguirá monitoreando y evaluando el impacto de la IA en los creadores y editores que representa, así como las oportunidades y riesgos que esta tecnología pueda generar en el mundo de la música.