seis de diez empresas en México sostendrán trabajo a distancia tras la pandemia

A causa de la pandemia de la Covid-diecinueve muchas empresas se vieron obligadas a adoptar la modalidad de trabajo a distancia para sostener las operaciones en marcha. Todo semeja apuntar que esta práctica llegó para quedarse. En México 6 de cada diez empresas (un sesenta y tres por ciento ) planean sostener el home office todavía tras superada la crisis sanitaria. Más interesante incluso es el hecho de que 9 de cada diez empleados están conformes con que de este modo sea.

De esta manera lo especifica la asesora KPMG que últimamente efectuó un «análisis comparativo de las esperanzas, percepciones, necesidades y desafíos de las compañías y sus colaboradores». Merced a este, la firma llegó a la conclusión de que el cuarenta por ciento de las compañías mexicanas estima que entre veintiseis por ciento y cincuenta por ciento de su plantilla sostendrá la modalidad de trabajo a distancia en un escenario pues pandemia. Esto va a estar acompañado de una intensidad de trabajo a distancia de 2 o bien más días por semana, en su gran mayoría.

Por su lado, el noventa y uno por ciento de los trabajadores asegura que, de ser una alternativa, adoptaría este esquema tras la pandemia, con un porcentaje de trabajo a distancia superior al cuarenta por ciento del tiempo.

En este análisis asimismo se contempla el impacto positivo que ha tenido el trabajo a distancia para las organizaciones. Conforme con este, un ochenta y cinco por ciento de las compañías manifiestan que han preservado o bien elevado su productividad. Esta opinión es compartida por el noventa y tres por ciento de los trabajadores.

Retos del trabajo a distancia

Entre los descubrimientos de este análisis, la firma KPMG plantea que desde la perspectiva de las compañías son 3 los primordiales desafíos del trabajo a distancia. Primeramente, se halla la adopción de nuevas formas de comunicación y supervisión (setenta y dos por ciento ); seguidamente, el respeto al derecho a la desconexión al finalizar la jornada pactada (cuarenta y nueve por ciento ) y, para finalizar, la determinación de horarios laborales (cuarenta y tres por ciento ).

Los trabajadores estiman que tanto el cambio cultural en torno al respeto de los horarios laborales (setenta y tres por ciento ), como la mejora de las habilidades propias en lo que se refiere a administración del tiempo (cincuenta y ocho por ciento ), son esenciales en el momento de ejercer el derecho a la desconexión. A este respecto, el cincuenta y seis por ciento de los teletrabajadores manifiestan que «no existe equilibrio entre las actividades personales y laborales bajo la modalidad de trabajo a distancia, puesto que el trabajo profesional invade el tiempo personal».

La perspectiva de las compañías y de los trabajadores en este tema guarda cierta relación: «el setenta y uno por ciento de las organizaciones apuntan que la cultura corporativa va a ayudar a que el personal ejercite el derecho a la desconexión. No obstante, el sesenta por ciento estima que el estilo de liderazgo actual deja ejercer el derecho a la desconexión previsto en la ley». Sin embargo, el cuarenta y siete por ciento de los cooperadores piensa que es preciso un cambio en este, conforme con KPMG.

Relacionado: Trabajar en recóndito | ocho pros y cuatro contras

Inversión, beneficios y costos

calculadora y alcancía para costear

Otro de los retos que supone el trabajo a distancia para las compañías es «la inversión en equipo, tecnología, ciberseguridad y formación, como calcular y aceptar costos proporcionales de electricidad y también internet y suministrar moblaje conveniente para trabajar a distancia». En ese sentido, el análisis lanza que el setenta y siete por ciento de las organizaciones observa que hasta el cincuenta por ciento de su fuerza laboral requiere formación para el empleo de nuevas tecnologías, imprescindibles para el home office.

Las compensaciones y beneficios son otro factor clave. El setenta por ciento de las compañías no creen precisa una reestructuración de sus bultos actuales. Mientras, el sesenta y uno por ciento de los trabajadores estaría presto a mudar de trabajo por otro que brinde mejores beneficios con respecto al trabajo a distancia.

En lo que se refiere a costos como electricidad y también internet de los trabajadores a distancia, KPMG estima que «47 por ciento de las compañías consideran el reembolso de las erogaciones proporcionales; veintiocho por ciento , pagos en efectivo, y veinticinco por ciento , tarjetas de vales. En comparación con monto, cuarenta y uno por ciento de las compañías consideran más de doscientos cincuenta pesos mexicanos», una cantidad que equivale a dólares americanos 12 dólares estadounidenses, más o menos.

De igual forma, el noventa y siete por ciento de los trabajadores tampoco ha dado a conocer a su empresa los costos en los que incurre por el empleo del internet y de la electricidad para efectuar su trabajo en casa. En verdad, el noventa y uno por ciento no recibe apoyo proporcional en estos aspectos.

Te puede interesar: Hoja de cómputo | Échale un ojo al estado financiero de tu empresa

Modelo híbrido para dos mil veintiuno

Recomendaciones de distanciamiento en oficinas por Covid-diecinueve

Conforme con el informe Perspectivas de la Alta Dirección en México dos mil veintiuno asimismo de la asesora KPMG, para la enorme mayoría (un noventa y tres por ciento ) de la alta bóveda de las organizaciones mexicanas el cuidado de los cooperadores es relevante. Sobre este análisis explican que existe «una gran conciencia con respecto a que el talento deja que el negocio prosiga conectado con el cliente».

De igual forma, el estudio contempla que la Covid-diecinueve ha causado que «la Alta Dirección busque soluciones para sostener la productividad de las compañías, con base en una mentalidad digital que reconfigure la fuerza laboral en concepto de trabajo a distancia». Por lo precedente, 9 de cada diez empresas, el ochenta y nueve por ciento de los encuestados, planean sostener un modelo híbrido, que combine trabajo desde casa y en las instalaciones, en dos mil veintiuno.

Palabras finales

Home office

«El trabajo a distancia representa beneficios para empresas y cooperadores como mejoras en la productividad, mas asimismo acarrea desafíos en su implementación» infiere KPMG en su análisis. Al unísono, hace hincapié en la desconexión que existe entre las esperanzas de las compañías en frente de los trabajadores en temas como las compensaciones, la formación o bien el liderazgo.

Por su lado, la Alta Dirección mexicana se enfoca en que el entorno de trabajo deje sostener un cómputo entre el desarrollo profesional y la vida personal del capital humano, con base en una sólida cultura organizacional. En ese sentido, este estudio concluye que «las compañías han superado la era de los metros cuadrados estableciendo objetivos de desarrollo de talento basados en el grado de compromiso de los trabajadores y su bienestar físico y mental».