The Weeknd es Demandado por Infracción de Copyright por «Call Out My Name»

En el mes de junio de dos mil veinte, la demanda por infracción de derechos de autor de Yeasayer contra The Weeknd concluyó oficialmente. Ahora, el autor de After Hours ha sido demandado nuevamente, esta vez en “Call Out My Name” de dos mil dieciocho.

Suniel Fox y Henry Strange, los músicos, productores y multiinstrumentistas con sede en la ciudad de Los Ángeles, presentaron últimamente la acción a un tribunal federal de California, nombrando como acusados ​​a The Weeknd, a los otros músicos de “Call Out My Name”, Universal Music Group , Hipgnosis, Amazon y entre otras muchas partes auxiliares.

Conforme la demanda, los demandantes, que afirman haber construido un extenso entramado de conexiones y relaciones en la industria de la música, escribieron y grabaron “Vibeking” en el mes de abril de dos mil quince. La pista no semeja estar en vivo en YouTube o bien Spotify en la actualidad, mas los demandantes asimismo señalan que se han desempeñado como directivos de música, programadores de música y DJ de artistas como Drake, Kanye West, Lil Wayne, Lady Gaga y otros.

“Vibeking”,  por último se publicó cerca de abril o bien mayo de dos mil diecisiete conforme el documento legal. Y unos un par de años ya antes de eso, los demandantes acordaron mandar la pista a un PNDA, el DJ y también ingeniero de reproducción de The Weeknd, sigue la demanda.

Como una parte de este arreglo, que se empezó una vez que la PNDA sugirió que Henry Strange le enviara la canción, conforme la acción, la PNDA debía presentar la canción a The Weeknd para su consideración, mantienen los demandantes. Además de esto, Suniel Fox y Henry Strange aparentemente mandaron otras composiciones originales y grabaciones de sonido a THE WEEKND para su consideración por medio de PNDA.

El veintinueve de abril de dos mil quince, PNDA le afirmó a Strange que The Weeknd había contestado “shits fiiiire” a una cadena de mail que incluía “Vibeking”, al tiempo que a mediados de mayo del mismo año llevó consigo otra confirmación de PNDA a Strange sobre la calidad de la canción.

No obstante, tras un impasse de más o menos dieciocho meses, en el mes de octubre de dos mil dieciseis aparentemente vio a PNDA redactar a Henry Strange: “Le envié [THE WEEKND] esa pista que hiciste hace ya un tiempo. La escuchó y le agradó. Mas jamás pasó nada”

Desde ahí, aseveran los demandantes, la PNDA les mandó un mensaje que decía:

“Solo le afirmaré [a THE WEEKND] que nuestro equipo de producción escribió la pista. ¿Está bien? ¿O bien tienes otra idea? No deseo decir ‘hey, [STRANGE] escribió esto’ cuando no te conoce”.

Henry Strange aparentemente respondió que The Weeknd me conoce, ya antes de estimular a la PNDA a decir que tanto como Suniel Fox – personas que conociste en la vira de Drake –  habían escrito la canción.

En todo caso, a los demandantes jamás se les presentó una licencia o bien pacto que dejara a The Weeknd y el resto acusados ​​utilizar “Vibeking”, conforme la demanda, ni las partes que presentaron la demanda jamás autorizaron o bien permitieron el empleo de su trabajo en “Call Out My Name”.

The Weeknd lanzó “Call Out My Name” como una parte de su primer EP, My Dear Melancholy de marzo de dos mil dieciocho. Y no hace falta decir que, dada la presente confrontación en la sala de audiencias, los demandantes aseveran que la canción y su esmero de “Vibeking” poseen material cuantitativa y cualitativamente afín en sus respectivas guitarras primordiales y ganchos vocales, incluidos elementos melódicos, armónicos y rítmicos.

Indudablemente, Henry Strange y Suniel Fox identifican en detalle las peculiaridades técnicas de “Call Out My Name” (creado “en un compás de 6/8” y “la clave de D# menor”, con un tempo de ciento treinta y cuatro BPM) y “Vibeking ”(Creado“ en un compás de 6/8 ”y“ la tonalidad de sol menor ”, con un tempo de ciento dieciocho BPM).

“Ambas obras están en tono menor. Las dos obras están en una métrica de 6/8 que es menos común en la música popular”, sigue la demanda. “Ambas obras se tocan a un ritmo afín. Y las dos obras emplean peculiaridades de la electrónica, el entorno, el pop, el hip-hop, el rock y el R&B para conseguir un sonido atmosférico y melancólico particular”.

En consecuencia, los demandantes procuran reparación por infracción indirecta y/o contributiva de derechos de autor, incluidas todas y cada una de las ganancias de los acusados ​​de la canción aparentemente infractora.

En el instante de la publicación de este artículo, The Weeknd no parecía haber comentado en público sobre el caso.