Viola

Como todos sabemos, los instrumentos musicales están clasificados en 5 grupos: instrumentos de viento, de percusión, teclado, ondas martenot y de cuerda, como la viola. Cada grupo consta de variados instrumentos, siendo algunos conocidos y otros no tanto, pero todos forman una gran diversidad de ritmos, melodías y sonidos únicos.

En cuanto a los instrumentos de cuerda, también llamados cordófonos, son aquellos que su melodía sale de la vibración de sus cuerdas al presionarlas, frotarlas o tocarlas y su sonido se propaga gracias a la caja de resonancia que poseen.

Cuando se dice que en una orquesta hay “cuerdas” se refiere al conjunto de violines, violonchelos y violas, que generalmente se agrupan en niveles, los primeros y los segundos.

Asimismo, se dice cuando se forma un cuarteto o un trío de instrumentos de esta clasificación. En algunas orquestas puede encontrarse un arpa, y ella también entra en esa clasificación.

En este artículo hablaremos un poco sobre un instrumento de cuerda que a través del tiempo ha tenido una gran vida útil, ya que ha sobrevivido a varios siglos siendo protagonista de los más grandes eventos.

¿Qué es?

Una viola es un instrumento del grupo de cuerdas, que fue creada en el siglo XIV y que por su estructura es muy semejante a la del violín, pero ella es un poco más grande y el sonido que produce es más grave. Se le llama también “contralto o tenor dramático” de los instrumentos de cuerda.

El nombre viene dado desde la Edad Media, ya que así se le llamaba a todos los instrumentos que emitían su melodía por el frotamiento de sus cuerdas sin tener clasificación si eran tocados de brazo o de pierna. En 1731, George Philipp Teleman, realizó el primer concierto para violas.

Viola

Historia

Como se dijo antes, este instrumento fue creado en  el siglo XIV. Durante la época del renacimiento, se fabricaron dos tipos de viola: la de braccio y la de gamba. Siendo la primera relegada a las tabernas y bares de la época y la otra se tocaba en los grandes salones de las cortes de gente adinerada.

Para la época barroca, se retoma su  importancia ya que se comienza a valorar la calidez de su melodía, lo que se ha mantenido hasta la actualidad. La viola posee un gran poder sonoro de hacer las melodías muy sutiles y aterciopeladas, dándole a cualquier pieza un toque único y muy melodioso.

En el romanticismo, se comenzó a darle un poco más de cabida a las melodías de la viola, fortalecidos por las creaciones de grandes compositores de la época, que hacían sus conciertos en las casas de los más altos y prestigiosos personajes.

Hoy día las violas tienen  un tamaño entre 28cms a 42cms y dependiendo del tamaño y agilidad del músico, se utiliza uno u otro tamaño. Se fabrican de manera artesanal y también de manera industrial.

En la mayoría de los casos las elaboradas de manera artesanal tienen una mejor sonoridad y belleza, la de manera industrial son de menor calidad ya que se hacen por  miles y para estudiantes, abaratando los costos.

Tipos de violas

Los tipos de instrumentos que existen se pueden determinar por el tipo de músico que lo toca y por sus propias características y uso. Por el violinista se pueden encontrar tres tipos de instrumento:

Por el violinista

Para primeros usuarios

Este tipo de instrumento está fabricado de manera industrial y no artesanal como debería, con materiales resistentes para soportar el uso de prácticas, viajes y desgaste propio de quien está recibiendo clases. Son vendidas a un buen precio y no son tan perfeccionadas.

Para uso de estudiantes en nivel medio

Este tipo de instrumento está fabricado en parte artesanal y parte industrial. Tiene refuerzo en la parte superior y posterior, requiriendo de los cuidados propios para mantener la armonía y sutileza de su melodía.

Para estudiantes a nivel profesional

Este tipo de instrumento está fabricado de manera artesanal y con madera de calidad, cuidando cada uno de los detalles en su elaboración. Tienen un costo muy elevado comparado con los otros dos tipos.

Por sus características

Los tipos de viola aplicado por sus propias características, se divide a su vez en ocho: viola de Gamba, de brazo, d’amore, de roda, pomposa, actual y eléctrica:

Gamba

Este tipo de instrumento fue utilizado a finales del siglo XVIII. Tiene 6 cuerdas y se parece mucho al diseño del violonchelo. Se usó mucho en la época barroca y fue muy reconocida.

De brazo

Es el tipo de instrumento que se apoya en el brazo o el pecho para tocarla. Usada en la música de la época barroca y renacentista. Tiene cinco cuerdas. También es llamada viola de arco.

D’Amore

Este tipo de instrumento tiene 6 o 7 cuerdas. La parte posterior de él se coloca en la barbilla para ser tocado como el violín. Se usó en la época barroca.

De roda

Este tipo de instrumento es muy parecido a un laúd, y su sonoridad es semejante al de una gaita.

Pomposa

Este tipo de instrumento tiene 5 cuerdas, fue creado en el año 1725. Sus cuerdas pueden ser frotadas con un arco o levemente pellizcadas con los dedos.

Actual

Este tipo de instrumento tiene cinco cuerdas, y su estructura es muy parecida al violín. El sonido que emite es algo más grave y armonioso que su familiar más cercano.

Eléctrica

Este instrumento, como su nombre lo indica, funciona gracias a la corriente. Es de madera dura, posee un volumen y un tono.

aprender a tocar la viola

Cuidados

Dicho todo lo anterior, esperamos que todo lo expuesto en este artículo te sirva de guía si deseas empezar a estudiar viola, o si ya la practicas tengas un poco más de conocimiento del instrumento que usas.

Es de hacer notar que los instrumentos de cuerda deben tener un cuidado especial, ya sea en la estructura propia del instrumento como en las cuerdas ya que de ellas depende su capacidad sonora.

Deja un comentario