WeWork busca una segunda ocasión en bolsa vía SPAC

WeWork, el gigante de los espacios de co-working, comunicó su pacto para salir a bolsa a través de una fusión con la SPAC (empresa de Adquisiciones de Propósito Singular) BowX Acquisition Corp. El anuncio se da un par de años tras el errado intento de la start-up de hacerse pública por medio de una OPI tradicional. Esta vez, la salida va a ser de nueve cero millones de dólares americanos en frente de los cuarenta y siete cero que alcanzó en dos mil diecinueve.

Conforme con lo manifestado por las dos compañías, producto de la operación, aprobada por las juntas directivas de las dos empresas, se estiman ingresos que rondan los 1 trescientos millones de dólares americanos. También, la transacción va a suponer una inversión de cuatrocientos treinta y ocho millones de dólares americanos por la parte de BowX. A ello se aúnan ochocientos millones de dólares estadounidenses procedentes de la inversión de fondos como Insight Partners o bien Black Rock.

Al instante del cierre de la transacción, previsto para tercer trimestre de dos mil veintiuno si sale todo conforme al plan, se espera que WeWork cuente con unos 1 novecientos millones de dólares americanos de efectivo en el cómputo y liquidez total de dos cuatrocientos millones, explican en un comunicado.

¿Qué es una SPAC?

SPAC o bien Special Purpose Acquisition Companies, son «compañías de talón en blanco». O sea, organizaciones sin un plan o bien propósito comercial concreto, cuyo modelo se centra en participar en fusiones o bien adquirir otras empresas. Así, dan a empresas privadas una vía veloz y fácil para salir a bolsa. Razón por la que es una figura que produce polémica.

Una de las diferencia de la SPAC en frente de una OPI tradicional es que las compañías pueden fomentarse a sí en frente de los inversores. Conforme con The Wall Street Journal, aunque hay quienes aseguran que es una forma eficaz a fin de que las compañías comiencen a cotizar en bolsa, ciertos razonamientos de quienes critican esta clase de operaciones se encuentran en que posiblemente se preste para pactos bajo la mesa o bien que los inversores pueden entrar a una compañía y «quemarse».

Esto último, debido a que no se da el tiempo a fin de que puedan investigar si se trata de una compañía lícita. Lo precedente, apuntan, podría acarrear a un fraude.

Conforme exactamente el mismo medio, las SPAC prácticamente se han cuadriplicado en dos mil veinte y estos «vehículos» financieros se han sumado reconocidos inversores tecnológicos como el ex- capitalista de peligro y ejecutivo de Fb, Chamath Palihapitiya. De esta manera, esta herramienta ya ha sido usada en la salida a bolsa de otras organizaciones como eToro, DraftKings, Nikola, o bien Virgin Galactic.

WeWork y sus rodeos en bolsa

WeWork Headquarters

En dos mil diecinueve, cuando la compañía de alquiler de espacios de trabajo flexibles se hallaba en un instante dorado para su negocio, se generó su primer intento de salida a bolsa, mas en tal ocasión bajo un régimen de OPI tradicional.

Sin embargo, la operación se vio frustrada por la poca confianza que inspiraban las finanzas de la compañía a los inversores, en las que no se veía clara su rentabilidad. A lo precedente, se sumaba la baja confiabilidad que producía el cofundador y entonces CEO, Adam Neumann, quien, conforme diferentes medios, colectó dinero vendiendo y solicitando préstamos contra las acciones de la compañía.

Por este motivo, no quedó más opción que postergar la salida a bolsa y, para Neumann, hacerse a un lado y abandonar a su cargo.

En ese instante, el conglomerado nipón SoftBank, primordial inversor de WeWork, elevó la valoración de la start-up a cuarenta y siete cero millones de dólares estadounidenses, con lo que fue uno de los primordiales perjudicados con la errada salida a bolsa.

No obstante, este gigante tecnológico salió a su rescate con una inyección de cinco cero millones de dólares estadounidenses, un pacto por el que pasó a tener en torno al setenta por ciento de la organización y a estar de forma directa implicado en su administración.

Palabras finales

Espacio de trabajo flexible de WeWork

El modelo de negocio de WeWork ha sufrido un duro golpe a causa de la aceleración del trabajo virtual generado por la pandemia de la Covid diecinueve. Conforme con lo expresado por el presente CEO de WeWork, Sandeep Mathrani, en un comunicado, la compañía «ha pasado el último año convirtiendo el negocio y reenfocándose en su núcleo, al tiempo que al tiempo administraba y también renovaba en la mitad de una recesión histórica».

En ese sentido, añadió que «WeWork ha reaparecido como el líder global del espacio flexible con una propuesta de valor que esta más fuerte que nunca». Además, se ha mostrado confiado y ha tildado de «invaluable» la fusión con BowX.

Del mismo modo, Vivek Ranadive, Chairman y Co-CEO de BowX Acquisition Corp apuntó que «esta compañía está dispuesta para lograr la rentabilidad a corto plazo, mas la ocasión agregada de desarrollo y también innovación en un largo plazo es lo que hace a WeWork la combinación idónea para BowX».